Detrás de cámara



Celeste Castro González / Revista Cambio






Celeste Castro González fue la santiagueña que estuvo a cargo de la Jefatura de producción de la opera prima de Fernán Mirás, como Director en “El Peso de la ley”; un film que desnuda los mecanismos de la justicia argentina puestos en funcionamiento en un caso real, como tantos otros. Corrupción, connivencia entre policías y jueces, burocracia, injusticia en suma. Radicada en Buenos Aires hace más de una década, y con gran experiencia a su espalda, nos cuenta cómo fue trabajar bajo las órdenes de Mirás y el gran elenco de actores argentinos.

Por Eloisa Patat 
www.eloisapatat.com.ar
Instagram: @eloisapatat
Facebook: Eloisa Patat Blog


¿Qué te llevó a ponerte detrás de cámara?
Empecé a transitar este mundo desde la actuación, en Tucumán donde vivía. Me convocaron para una serie de televisión; así descubrí un mundo nuevo, me relacioné con técnicos experimentados, como Juan Iribas, con una vasta carrera en la industria cinematográfica, quien años más tarde se convirtió en mi marido. Mi mente hizo un clic, y desde ese momento colaboré con los siguientes capítulos desde la producción. Desde ese entonces, no volví a actuar nunca más. En 2007, hice la primera Jefatura de producción en un largometraje y ya llevo casi diez años radicada en Buenos Aires, donde sigo trabajando. Mi formación en cine la aprendí haciendo, y rodeándome de gente experimentada de la cual me nutrí, hasta el día de hoy.

¿Cómo describís tu trabajo en “El Peso de la Ley”, el largometraje de Fernán Mirás.
Como encargada de la Jefatura de producción nos centramos, básicamente, en el armado de toda la logística de lo que será la película. Somos los que comenzamos con el trabajo de pre producción, en donde se diagrama en conjunto con el Asistente de dirección, un plan de rodaje, se arma el equipo técnico, se cierra el elenco, se buscan las locaciones, se consigue el equipamiento técnico, tanto de cámara como de sonido y se organiza todo lo que será el rodaje. Desde dónde y qué se come, cómo se transporta y duerme el equipo técnico y elenco, hasta los contratos, seguros, y todo lo que implique solucionar los inconvenientes que surgen en el día a día durante el rodaje.




“El Peso de la ley”, es tu trabajo más reciente en producción nacional, una película que marcó el debut como director, del también actor y productor, Fernán Mirás, ¿cómo fue trabajar bajo su dirección?
Fernán es una persona muy humilde y generosa, a pesar de ser su opera prima como Director, desde el primer momento, sabía que quería y cómo lo quería -a diferencia de otros directores debutantes. Se rodeó de gente experimentada y más allá de tener en claro lo que quería, fue permeable a las opiniones de las cabezas de su equipo, eso se ve en la película. Creo que dada a su vasta experiencia como actor, pudo conjugar esas dos cosas en este film apoyado obviamente por todo el equipo.


¿Es distinto trabajar para un Director, que a la vez actúa en la película?
No hay diferencia con que el director tenga a su vez un personaje en la película; cuando Fernán actuaba, se entregaba a las órdenes de su equipo, quienes a su vez cumplían con sus consignas como director.

¿Ha sido esta película tu mayor desafío?
Todo proyecto cinematográfico es un desafío en sí mismo, cada cual tiene sus necesidades, pueden ser más o menos complejos, lo que parece sencillo se puede transformar en un problema en cuestión de segundos, cada día de rodaje que se termina con éxito, es un pequeño logro y todos esos “pequeños” logros terminan siendo una película.


Sobre todo si se alcanzan esos “logros”, cuando se filma a tan bajas temperaturas.
La película se filmó en escenarios naturales de Buenos Aires, Necochea y Mar del Plata, y el clima fue más un enemigo que un aliado, sobre todo en el bosque de Necochea, el frío era tremendo. Un día hubo sudestada y el bosque estaba particularmente gélido, como será que tuve que ir al hotel, entrar en los cuartos, desarmar las camas para sacar todas las frazadas para abrigar al equipo. Anécdotas, como esta hay muchísimas, una de las que más recuerdo, porque se repitió en los primeros días de filmación, cuando estaba todo listo, la cámara rodando y los actores esperando, el equipo se miraba entre sí, Fernán nos devolvía la mirada esperando que alguien diera la “acción”; olvidándose por completo que era él, la persona que debía hacerlo.




De tu sitio web hay una cita que llama la atención: “una producción no es grande por lo que se gasta, se puede hacer un gran producto sabiendo administrar correctamente los recursos con que se cuenta”, ¿cuánta verdad hay en ello?
Administrar los recursos correctamente en función del proyecto, saber qué se quiere hacer y distribuir tiempo y recursos de acuerdo a las necesidades del film, es la clave del éxito. Por eso, es imprescindible la organización previa -pre producción- para que todos sepan hacia dónde vamos y qué película estamos haciendo. Es la mejor manera para que cada área aporte, con creatividad y sin apartarse del presupuesto, las soluciones a los requerimientos del Director.


¿En qué incide un presupuesto acotado?
Incide en tiempos de rodaje en horas, días o semanas, en el equipamiento que se tenga, lo que lo obliga al Director a trabajar a una velocidad que muchas veces repercute en el resultado deseado, otras veces se resignan puestas o ensayos o cantidad de tomas en función de cumplir con la jornada establecida porque no hay más tiempo, y eso a veces es frustrante.



Además de Fernán Mirás, “El Peso de la Ley” cuenta con un elenco de primer nivel. ¿Cómo se trabaja con un grande del cine argentino como Dario Grandinetti.
Los actores más “grandes” o consagrados son justamente, en general, los más cercanos al equipo. Darío, puntualmente, el primer día de filmación, llegó con varias docenas de medialunas para todo el equipo. Es gente que tiene mucho oficio y saben que esos técnicos pueden llegar a ser sus mayores aliados en todo el proyecto. Las marcaciones o correcciones salen básicamente del Asistente de dirección, y en mi experiencia, siempre acatan con respeto esas indicaciones, sabiendo claramente que es en beneficio de su trabajo en particular y del film en general. Mi trato con ellos es ameno y fluido, y tiene que ver más con la cuestión organizativa que con lo artístico; igualmente nunca he tenido problemas más allá de tratar con algunos actores más o menos “intensos”.

Ese duro trabajo luego se ve recompensado en declaraciones como la que hizo Fernán Mirás al reconocer frente a la prensa, que su equipo de producción le salvó la película más de una vez, y que les debe la vida.
Eso ha sido un mimo para el alma definitivamente. Pero también debo reconocer que Fernán era uno más del grupo, su mejor logro fue haber formado “un equipo”.


Celeste y Guadalupe

En el film participa otra santiagueña, Guadalupe Jorge, encargada de la rama de dirección, como continuista de la película. ¿Cómo se conocieron?
El trabajo de Guadalupe consiste en llevar la continuidad de la historia, acciones, vestuario y los objetos entre toma y toma. A Lupe, la conozco desde que tengo memoria; su hermana, Soledad, es mi gran amiga de toda la vida, compañeras desde preescolar. Pasé gran parte de mi niñez en su casa y ella siempre andaba correteando por ahí. Años más tarde creció, y la brecha generacional se acortó, se formó en Córdoba y apenas llegó a Buenos Aires se contactó conmigo y desde ahí, en cada trabajo que realizo siempre es parte del equipo.





Filmografía de María Celeste Castro

Jefa de producción
Paraíso, paraíso (2006)
Vecinos (2008)
Domingo de Ramos (2010)
Los rulos de Lulú (2013)
El peso de la ley (2017)
El tiempo compartido (En post producción)

Dirección de Producción
Schafhaus, casa de ovejas (2011)
Merello por Carreras (2015)

Asistente de producción
El prisionero Irlandés (2014)

Productora
El último quilombo (2012)






En las redes:

Web oficial de J & C Cine

Fan Page: El Peso de la Ley







eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.