“Llevé los botines por si acaso”



El personaje - Revista La Columna



Emiliano Tade






En 2010, Emiliano Tade ya había dejado el fútbol y estudiaba Derecho en Buenos Aires. Precisamente en abril de ese año, empacó sus valijas y se dirigió a Oceanía a la aventura de su vida gracias al programa de jóvenes Work & Travel. “Quería viajar y tener experiencias de vida, llevé los botines por si acaso”, cuenta Emiliano. Este joven santiagueño, que en 2014 hizo historia con el Auckland City logrando el tercer puesto al caer en un ajustado partido ante San Lorenzo en el Mundial de Clubes.

Seguíme en:


¿Por qué decidiste viajar a Nueva Zelanda?
En realidad, mi venida hasta acá comenzó como una aventura que no estaba relacionada con el fútbol, sino más con la idea de viajar gracias al programa de Work and travel, que te permite trabajar y luego viajar por el país. Al principio era solo un año, para recolectar experiencias de vida y luego volver a Argentina. Llegué en abril del 2010, y con el tiempo las cosas se fueron dando de esta manera, y aquí estoy siendo parte del Auckland City Football Club en primera división neozelandesa. 

¿Cómo se dio todo?
Cuando llego a Nueva Zelanda, comienzo a jugar al fútbol en el club Wellington United de tercera división, ahí estuve dos temporadas. Y de ahí di el salto a primera división en el Team Wellington. En 2011, me contrata el Auckland City, equipo en el que estoy actualmente y con el cual jugué seis temporadas.

En Nueva Zelanda, el fútbol es un deporte semiprofesional, ¿tenés un trabajo a parte?
La política del gobierno es que todos los deportes sean semiprofesionales, como así también el fútbol. A pesar de todo, jugamos torneos internacionales como la Champions League de Oceanía y el Mundial de Clubes. En mi caso, vivo plenamente del fútbol, aunque hacemos servicio a la comunidad, por llamarlo de alguna manera, enseñando fútbol a los niños y asistiendo a determinados eventos, llevando el cariño y la pasión de este deporte a la sociedad. Vivo con tres compañeros argentinos, todos de Buenos Aires: Hernán, Ramiro, y Eddy.

¿Cuándo dejaste Buenos Aires, te imaginabas volver al fútbol como una carrera profesional?
Llevé los botines por si acaso -risas-, creo que el sueño de todo niño cuando empieza a jugar al fútbol es poder hacerlo profesionalmente, pero de ahí a concretarlo, sinceramente nunca me lo planteé como una realidad, y menos en otro país; que hoy por hoy, mi profesión sea el deporte que amo, nunca se me hubiese ocurrido. 

En la temporada 2013/2014 con Auckland City siendo el delantero titular ganaste la Primership y la Liga de Campeones. Además de ser el goleador de la Primer, ¿cómo podrías resumir ese año tan exitoso?
Se me hace muy difícil dimensionar los éxitos conseguidos de forma individual como grupal, porque cada temporada que he estado en el Auckland City ha sido todo un éxito. Hemos ganado todas las Champions League, lo cual nos ha clasificado cada año al Mundial de Clubes, hemos logrado títulos nacionales como internacionales. En particular, creo que ha sido una especie de suerte, de estar y jugar en el momento justo, y parte de este éxito es parte del trabajo grupal. 


Auckland City Football Club


Pero terminada la temporada, volvés a Argentina para jugar en primera división con el Club Atlético Mitre, ¿por qué volviste?
Volví por muchas razones. Lo que dio el punta pie para dejar Nueva Zelanda, era crecer en mi carrera deportiva. El Mundial de Clubes en Marruecos donde casi eliminamos a San Lorenzo en semifinales, me abrió las puertas y generó en mí ilusiones para crecer futbolísticamente. También volví porque soy hincha del club, porque es el lugar donde aprendí a patear la pelota y era una espinita que tenía clavada, lo que me faltaba, poder jugar profesionalmente para el club de mi vida. 

Pero no salió como esperabas.
En general, fue satisfactorio y un año lleno de experiencias, donde crecí mucho y le agradezco al club por eso. Pero pasé por varias cosas que no me permitieron estar al nivel que deseaba, o al nivel que yo quería estar para el equipo. Y como no estaba jugando bien, decidí dar un paso al costado. Siempre lo digo, voy a estar agradecido a la gente del club por darme la oportunidad. 
Así que volví al Auckland, y ahora pienso en quedarme y comenzar la universidad paralelamente con el fútbol y echar algunas raíces aquí… pero no todas.

Fue una vuelta exitosa, conseguiste la sexta Champions League y la clasificación para el próximo Mundial de Clubes en Japón. 
En el momento que la ganamos era una gran euforia, se van renovando ilusiones ya que tenemos muy presente el Mundial de Clubes que se juega en diciembre. Estuve hace poco en Santiago de vacaciones, y fue mi momento de relax, pero ya estoy de vuelta a full pensando cómo podemos mejorar, qué se puede cambiar y trabajando para llegar de la mejor manera a Japón. 

Has jugado cinco Mundiales de Clubes, ¿cuál ha sido el más especial?
Cada mundial ha sido diferente. El primero porque es la primera experiencia, uno es inexperto, inmaduro en estos torneos y se vive de una forma especial. El segundo porque comenzás a sentirte parte de esto, que pertenecés por derecho a jugarlo. Pero el que más recuerdo fue la competencia en 2014, salimos terceros del mundo perdiendo en una ajustada semifinal contra San Lorenzo, es que ya me suena hasta muy fuerte cuando lo digo en voz alta. Siempre que lo hablo con amigos, y con la gente, me doy cuenta que no llego a comprender, y cuesta darse cuenta lo que conseguimos en aquel año. Me pasa cuando veo un video o cuando alguien me recuerda ese torneo, es como si estuvieran hablando de otra persona, que no soy yo el que pateaba la pelota. Esos meses han creado una historia a parte en mi vida, quizás por estar acostumbrado a ver a estos cracks en la tele, no caigo que fui parte de esos partidos y que jugué contra ellos, compartiendo el podio con Cristiano Ronaldo. 

Emiliano marcando al jugador de San Lorenzo
Y qué distinta hubiese sido la historia si ese mano a mano con el arquero de San Lorenzo, hubiese terminado en gol. 
Para mi, el hecho de haber llegado hasta ahí y haber vivido ese Mundial de Clubes ha sido lo más grande que voy a vivir en mi vida. Haber salido terceros del mundo, para un equipo como el que somos, que es semiprofeional en donde la mayoría de los jugadores tienen un empleo, donde no tenemos las mismas instalaciones ni las facilidades que un club profesional, ni hablar de las cuestiones económicas. No me puedo comparar, para nosotros haber logrado esto, signica mucho más que por ejemplo para los jugadores del Real Madrid ganar la Champions o salir campeón del Mundial de Clubes. Para ese tipo de jugador es normal, es su objetivo en la temporada, para nosotros fue un regalo. Estoy tranquilo, errar ese gol mano a mano contra el arquero de San Lorenzo, fue simplemente errar un gol. De ahí que la gente le ponga un matiz significativo es otra cosa. No me reprocho nada, aunque si te digo que si hubiese errado ese gol, en mi liga, es decir, aquí en Nueva Zelanda, jugando nuestra categoría, contra nuestros adversarios de siempre, creo que me hubiese sentido en la misma situación que se sintió Juanfran el jugador del Atleti que erró el penal en la final de la Champion. Pero el fútbol es como la vida misma… no todo va para donde uno piensa que tiene que ir, a veces hay revancha y otras veces hay que aprender a vivir con lo que nos toca. 






                                                            Carrera deportiva y distinciones



Inferiores en Club Atlético Mitre de Santiago del Estero hasta los 17 años.

09/10 Wellington United, tercera división, NZ.

10/11 Team Wellington, primera división, NZ.

11/14 Auckland City Football Club, primera división, NZ.

2014 Goleador y Mejor Jugador, Liga de Campeones de la  OFC
         Goleador de la Copa Presidente de la OFC
         Goleador de la ASB Premiership

2015 Club Mitre, primera divisiónn, Arg.


2015 y actualidad Auckland City Football Club, primera división, NZ.






Curiosidades: Auckland City



Emiliano vive en la ciudad de Auckland, la capital económica del país, con más de 1 millón de habitantes, es una de las pocas ciudades del mundo que posee dos puertos en aguas diferentes, por estar ubicada entre el golfo de Hauraki y el océano Pacífico

El Auckland City Football Club, fue fundado en 2004, juega la ASB Premiership, una liga de nueve equipos semiprofesional en un país donde el fútbol es un deporte más y está muy lejos en las preferencias, encabezadas por el rugby. Ha sido hasta el momento, el equipo que más veces jugó el Mundial de Clubes, con siete participaciones. En la edición de 2014, consiguió el tercer puesto, convirtiéndose en el primer y único equipo oceánico que se posicionó entre los tres mejores clubes del mundo.







Si querés comunicarte y contar tu historia, escribí a eloisapatat@gmail.com  







eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.