Entrerriano Films




Historias de orilla a orilla 



Luciano Chisari





Oriundo de Paraná, Luciano Chisari, nació y vivió toda su adolescencia en la ciudad. Finalizó la secundaria en la Escuela Normal. Descubrió la fotografía y el cine, su pasión lo llevó a investigar y ser un verdadero autodidacta, pero sentía que le faltaba más por saber y se mudó a Buenos Aires para formarse en Animación 3D y Motion Graphics. Luego de algunos años de trabajo, su ansia por crecer lo llevó hasta la ciudad de Cuernavaca, México. Allí fundó y creó la productora Entrerriano Films.



¿Qué significa Paraná para vos y cómo llegás al cine? 
Paraná fue base en todos los sentidos. Es la ciudad donde crecí y tengo a mi familia, la cual fue y será un pilar importante en mi vida. Debo reconocer que jamás demostré mucho interés y dedicación en la escuela secundaria, me aburría. En quinto año, perdí a mi vieja y fue un sacudón que me marcó para toda la vida. Luego empecé a trabajar en una productora audiovisual local como asistente de producción, no sabía nada de nada, y Hugo Piedrabuena, primo hermano y mentor, fue el referente más importante al iniciar este camino. Con los años seguí trabajando, simultáneamente para dos canales de la ciudad y surgió la carrera como modelo publicitario, pero sin tener hasta ese entonces una idea clara de qué es lo que quería para mi vida.
Pasó bastante tiempo, algunas novias (risas), muchos tropiezos y sentía un gran vacío, me faltaba algo, ¡estudiar! 
Comencé a especializarme por mi cuenta en lo que realmente me gustaba, que era el cine. Era lo que me atraía, podía pasar horas y horas todos los días estudiando, averiguando, viendo como se hacía, pedía materiales y apuntes de universidades de Buenos aires y en silencio estudié mucho. Pero no me alcanzaba, me faltaba formación, lo sentía, lo veía y me frustraba. Así fue como decido irme a Buenos Aires a estudiar Animación 3D y Motion Graphics, en una de las instituciones más prestigiosas de la capital. Pasaron unos años y luego vino la oportunidad de México.

¿Por qué elegiste México como destino para emigrar?
Siempre tuve la fantasía de conocer otros países, de vivir en otro lado, y viajar, pero me limitaba el hecho de entender muy poco el inglés, por lo que mis dos opciones eran España o México. Como tenía una amiga a la cual conocía hace más de 10 años que vivía en Cuernavaca (México), Paola siempre me invitaba a venir para acá.  Por un tiempo perdimos el contacto, aunque siempre tuve las puertas de su casa abiertas. Luego de amagar y amagar, acepté su invitación y fue ella quien me recibió allá. 

Cuernavaca es la capital del Estado de Morelos, a 85 kms. de la Ciudad de México. Es una ciudad que mezcla la historia con el constante crecimiento y modernidad. Caminar por su centro, visitar sus museos y edificios antiguos, es realizar un viaje al México colonial antiguo, con casi 400 mil habitantes y el taco acorazado como plato típico, es una ciudad con un encanto particular. Contános cómo es tu vida hoy.
Al cabo de un tiempo, entre viajes, tacos y tequila, la relación de amistad evolucionó en una relación de pareja, nos pusimos de novios y valió madres la amistad (risas). Estuvimos muchos años juntos, luchamos codo a codo en muchas cosas, estuvimos muy enamorados, pero cada uno tomó caminos diferentes.  Luego de algunos años, soy el fundador y propietario de la productora Entrerriano Films, la cual nace como una firma, un sello, un nombre distintivo para todo lo que salga de mi cabeza en México. El nombre, obviamente, es en honor al lugar de donde vengo. Me parece algo emocionante ver mi firma en trabajos realizados y que automáticamente me trasporte a mi ciudad, mi familia, a mi todo.

¿Cómo funciona la productora?
El estudio contrata personal de producción dependiendo la necesidad del proyecto, sinceramente nos evitamos broncas y problemas en el caso que alguien no funcione, a su vez nos permite conocer muchísima gente, que en cuestión de "relaciones" es un volcán de oportunidades. 
Trabajamos distintas ramas, pero la televisión y la publicidad es lo cotidiano, eso nos da la base para producir otros tipos de proyectos que requieren de inversión propia, así podemos trabajar con un respaldo y absorber los gastos. 
Otra parte de este negocio, son los video clips del género musical que sea. En México, hay muy buenos músicos, quienes invierten mucho dinero en la exposición de su imagen (video clips, fotografía, discos, etc). 
Hoy, unimos fuerzas y somos tres productoras independientes, las cuales aportamos nuestro talento y recursos económicos para realizar proyectos muy grandes para el Sindicato de trabajadores de la educación, subtitulaje, voice over y doblaje, para canales de nivel latinoamericano como National Geographic, Fox, Discovery Channel y grandes marcas internacionales como Subway, Mc Donals y cadenas hoteleras.

¿Cuáles han sido tus trabajos más importantes hasta ahora?
Soy un convencido de que cada uno de los trabajos que realicé fue importante. Cada uno es la suma de experiencias y cada proyecto te enseña algo. Estoy en un proyecto de 24 películas (largometrajes) para el cine Latinoamericano en Estados Unidos, de las cuales ya realizamos ocho en sólo tres meses y medio. Como experiencia ha sido una de las más grandes y de mayor satisfacción para mí. Además, en este momento estoy dirigiendo y produciendo tres videos clips musicales al mismo tiempo y aterrizando proyectos más grandes con una cadena que realiza series televisivas, pero todavía a esto último le estamos dando forma.



Has creado tu empresa desde cero, te has hecho un hueco en el mundo de la producción en México, ¿pensás volver a Argentina o ya encontraste tu lugar en el mundo?
¿Volver? No está en mis planes por ahora, siento que irme me costó muchísimo, se extraña la familia, los amigos, tus costumbres; pero me falta mucho por recorrer y crecer a nivel profesional. Irme de Argentina fue parte de mi crecimiento como persona también, uno cambia su perspectiva de la vida, prioridades y ves las cosas que son realmente importantes, la distancia hace que valores más a tu familia. Lamentablemente, muchos tenemos que tener lejos o perder a un ser querido para valorarlo. Veo a México como un escalón a Estados Unidos, un país que tengo en la mira desde siempre. Pero bueno las cosas cambian y todo puede pasar, trato de no cerrarme a nada y dejar que fluya.

¿Qué hay de distinto en el Luciano de ahora, con el que dejó Argentina, y que conservás de él?
Yo creo que ha sido un gran crecimiento tanto en lo personal como en lo profesional. He pasado por muchas situaciones buenas y malas, aprendí a no centrarme únicamente en lo que yo quiero o como yo veo las cosas, valorar más a la familia,  a los buenos amigos y cuidar a esas personas que realmente quieres (son las únicas que están cuando necesitas de ayuda) o  lo más importante, son esas personas para toda la vida, las que no pasan desapercibidas, las que te dejan cosas que te llenan el alma.
El compromiso y ser responsable con lo que haces o decís que vas a hacer, es un factor muy importante en el ámbito laboral, ni decir en lo personal y afectivo. Conservo mi sencillez, jamás olvido de dónde vengo, aprendí a darle el lugar que merecen las cosas y las personas. Aún reflejo ese gurí de barrio con infancia sana, lejos de Internet, celulares y todo eso que ya se perdió hace mucho tiempo. Sigo durmiendo la siesta (cuando se puede) y trato a la del almacén de la esquina como de la familia. Lo que conservo y se me nota a flor de piel es mi carácter, lo trabajo día tras día… (risas).


“No soy el indicado para aconsejar a nadie, pero para aquellos que estén buscando algo más, les digo que aunque suene a frase armada y trillada, nunca dejen lo que tanto desean y sueñan, no sientan vergüenza de equivocarse, eso significa que lo están intentando, pero hay que ponerle todo lo que tengas, porque siempre, siempre, van a surgir dificultades, meses malos y épocas donde la vida te pone a prueba”. Attraversiamo!!! Luciano







eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.