Trabajando por un sueño





Nota de Tapa



Carlos Gabriel Cabrera






Carlos Gabriel Cabrera, mejor conocido como Charlie, tiene 24 años y es oriundo de Gualeguaychú. Hace tres años dejó su hogar para independizarse y perseguir sus sueños: convertirse en modelo y actor. Es parte del staff de la agencia Look 1 Models, dirigida por el exitoso empresario Emiliano Mocchiutti, quien llevó a modelos nacionales al plano internacional como Romina Lanaro para Prada Exclusive.  


El 3 de Septiembre de 2012, Carlos Cabrera recibía una llamada de teléfono ofreciéndole trabajo en Capital Federal. “Hace dos años que buscaba trabajo en Buenos Aires, y me dieron 20 minutos para decidirme si aceptaba o no. Al otro día, ya me encontraba de viaje, con mis valijas, ahorros y una posibilidad para empezar esta aventura”, relata Carlos.

¿Cómo empezó tu carrera como modelo?
Empezó de la nada, de cara dura. Un día en particular, la dueña de un local de ropa de Gualeguaychú me invitó a participar en un desfile a beneficio, y a cambio nos regalaban una remera de la marca, acepté y esa fue la primera vez que pisé una pasarela. Después de eso, continuaron las invitaciones a más desfiles, y me gustó. A la par, empecé teatro que también me gustaba. Seres queridos me hicieron la cabeza insistiéndome con la idea de que viaje hasta Buenos Aires para estudiar teatro y para que intentara trabajar como modelo. Ya han pasado tres años, y acá estoy, peleándola y trabajando. 

Sos parte de la agencia Look 1 Model Management, tu agencia madre, dirigida por un top de la moda, Emiliano Mocchiutti, quien ha colocado a modelos nacionales en campañas de Marc Jacobs o Louis Vuitton. Recientemente, se ha asociado a la agencia cordobesa Universe Management y además cerró un acuerdo con la agencia Elo Management de San Pablo, para que te representara en Brasil. 
Trabajar con ellos es un placer, me enseñaron y me protegieron desde el primer día – a dos meses de mi llegada a Capital. Llegué a ellos gracias a una amiga, Pamela Leichner, quien realiza scoutings en Entre Ríos, y los perfiles que les gusta los presenta en Buenos Aires. Después de recorrer varias agencias, ella me conectó con el director de Look 1, Emiliano Mocchiutti. Es un honor que él me represente, porque no sólo es reconocido en Argentina, sino también internacionalmente, dirigiendo las carreras de modelos top a nivel mundial. Él es una persona con mucho trabajo, pero siempre ha estado presente para lo que necesitara; y hace unos pocos meses la asociación con Universe Management, ha sido un buen complemento para darle fuerza a las carreras de los modelos masculinos. 

¿Cuál fue tu primer trabajo como modelo profesional?
El primero fue en la semana de moda de Buenos Aires -BAF Week Otoño/Invierno-  2013, donde desfilé para Legacy, y al poquito tiempo para Ay Not Dead en su evento. Después, y lo que más me costó creer, fue haber hecho la campaña de Samsung S4 organizada por Ay Not Dead, donde por primera vez, me vi en carteles y revistas, fue todo un shock. Y hace poco, hice una publicidad para Noblex, de repercusión nacional. Eso me está dando consistencia en lo laboral y sobre todo en lo anímico.

¿Y los desfiles más importantes?
Desfiles es lo que más me ha tocado asistir. Ay Not Dead es una de las marcas para las que más he desfilado, pero también para marcas mundiales como Pepe Jeans, Hugo Boss, Rochas Paris, quienes me han convocado para sus eventos en Argentina. Además diseñadores como Pablo Bernard, Salvador Homme, Esteban Saralegui, entre otros, me han llamado para la presentación de sus colecciones. 

¿Es tan competitivo el modelaje entre los hombres como lo es entre las mujeres?
Cuando pones tanto esfuerzo en algo y las cosas no salen te bajoneas. En mi caso, tener que hacer un desfile, campaña o una publicidad, es una inyección anímica, porque es lo que vine a buscar, tener trabajo. No considero que haya competencia, ya que todos los modelos son perfiles distintos, no podés compararte con nadie. Si bien en un casting parece que competís con los demás, para mí es más una cuestión de ofrecer tu perfil, lo que sos vos a la marca. Después está en el cliente, si te elige o no, según lo que estén buscando. El modelaje para los hombres es muy difícil, hay menos trabajo que en el caso de las mujeres y se paga menos. Además, para la moda argentina ser un modelo internacional ayuda y mucho. 


Entre tanto desfiles y backstages, tendrás más de una anécdota para contar.  
Tengo varias, pero una muy reciente, fue que por lo general en los desfiles nos ponen en la pasarela una luz extra fuerte de frente, que te sigue mientras avanzás. En este caso, llevaba puesto anteojos de sol, lo cual reflejaban más brillo. Hasta la mitad de la pasarela, logré ver algo, pero mientras me acercaba a la punta, la luz era más fuerte, por lo que quede literalmente ciego, le calculé más o menos lo que faltaba de pasarela y volví. Pero juro que aunque me dijeron que doblé correctamente, sentí que rosé al camarógrafo en el borde.






¿Qué es lo que más te atrae y lo menos del trabajo como modelo?
Lo que más me gusta es conocer constantemente gente nueva, a mi ex novia la conocí trabajando por ejemplo. El trato, a la hora de trabajar es muy bueno y las posibilidades de viajar que te brinda esta profesión, son únicas. Lo “malo” es tener que cuidarme con las comidas, porque me gusta comer y mucho.

¿Cómo te cuidás?
En base a lo que es mi perfil, tengo que estar flaquito y marcado. Gracias a Dios tengo algo de genética, por lo que comer sano, salir correr y hacer ejercicios en la plaza me han dado resultado. Igual odio el gimnasio, pero sé que algún día tendré que ir. Cuando tengo programada alguna sesión de fotos, me pongo en dieta estricta, salgo a correr y no consumo alcohol.

La carrera de modelo, ¿te da tiempo para estudiar?
En Gualeguaychú, estudié Técnico en Reparación de PC y Diseñador Web. Y acá empecé con teatro, aunque quiero seguir estudiando ni bien pueda, y tengo pensado, en algún momento, comenzar con producción de televisión. 

¿Soñás con modelar a nivel internacional?
Es mi principal meta en esta carrera, meterte en la moda internacional te abre muchas puertas. Tuve la oportunidad de trabajar en agencias de Nueva York, París y China, pero en su momento no se logró concretar el viaje. Aunque sigo siendo una opción para ellos, por lo que desde acá, trabajo para que se dé algún día y no pierdo la fe. 

“Me mantengo sólo ya hace tres años, soy familiero aunque no lo parezca y una persona de códigos ante todo ” 

El teatro y Carlos

Contános tu vínculo con la actuación
Empecé al mismo tiempo que con el modelaje. Una amiga que desfilaba me comentó que estudiaba teatro y siempre me había interesado ser actor. Cuando decidí que algún día me iría a vivir a Buenos Aires me dije “mejor empecemos a prepararnos desde acá”. Por eso, estudié dos años en Gualeguaychú, en el taller Blanco y Negro. Y después, continué un año en el teatro Vitral, en Buenos Aires, con el profe Javo Rocha. Ni bien pueda me gustaría seguir, pero es difícil costearse todo, sólo. En Gualeguaychú, hice obras de teatro para chicos. Ya en Capital, me presenté al casting online para Cast de Telefe (centro de formación organizado por ese canal), me llamaron pasando la primera vuelta pero luego no quedé. El nivel era tan bueno, que chicos con años y años de formación no quedaron. Me siento un privilegiado por esa experiencia y por la oportunidad. Por el momento, mis conocimientos en actuación me han servido para hacer publicidades, en las que he tenido que actuar. Trabajé para marcas como Sprite, cerveza Andes, y Noblex que justo ahora la están emitiendo por televisión.



  






eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.