Pisando fuerte




Historias de orilla a orilla


Agustina Benedetich




Entre Ríos sigue exportando jóvenes modelos, altas, guapas e inteligentes como en el caso de la paranaense Agustina Benedetich que con tan solo 18 años, es solicitada por numerosos diseñadores para desfilar sus creaciones. Quizás su 180 centímetros de altura, cuerpo delgado y esbelto es la clave de su éxito. Pero Agustina, lo vive como un hobbie, sin presiones, muy a gusto con su trabajo y con la agencia que la representa ARG Models.


¿Cómo empezó tu carrera como modelo?
Mi carrera comenzó de forma inesperada, había empezado a meterme en el ambiente de a poco, haciendo pequeños desfiles y promociones en Paraná y Santa Fe, y luego de un tiempo por medio de una gran amiga Daniela Camarero, quien ya estaba trabajando con la agencia ARG Models, logré hacer contacto con ellos y viajé a Buenos Aires para la entrevista. Firmé un contrato de plazo de cinco años, los primeros dos aún estaba en la secundaria por lo que viajaba de Paraná a Buenos Aires todas las semanas, hasta el año pasado que me instalé definitivamente.

¿Cómo es trabajar junto a modelos de este país ya consagradas?
Poder compartir un mismo espacio con modelos reconocidas es un verdadero placer; aprendí y escuché mucho de ellas tratando de mejorar siempre en mi carrera la cual exige cada día un poco más. El trato con ellas no era fluido, pero teníamos muy buena onda entre todas, algunas son más simpáticas que otras. Aunque una persona que siempre me pareció hermosa tanto física como personalmente es Ingrid Grudke, quien se caracteriza por una sonrisa y simpatía única, una humildad inigualable y siempre dispuesta con la mejor voluntad para todo lo que le pidieran.

¿Cuáles han sido tus campañas publicitarias más importantes?
Creo que la campaña más importante fue Kostume, una marca que me brindó muchos beneficios y con la cual hice muchos contactos y trayectoria. 

¿Y los desfiles más importantes?
En todos estos años, he participado en innumerable cantidad de desfiles, pero algunos de los que quedaron muy grabados en mí fueron el Fashion Week de Perú, las seis ediciones Buenos Aires Alta Moda, Baf Week, Escalinatas de Mar del Plata, y de grandes diseñadores como Jorge Ibañez , Benito Fernández, Laurencio Adot y Claudio Cosano entre otros.





Siempre pasan cosas detrás y en la pasarela, ¿tenés alguna anécdota?
Uff, tengo muchísimas, pero creo que probablemente la que más recuerdo fue durante un desfile para la marca Silkey. Estaba haciendo una pasada de vestidos de novia de la prestigiosa marca Matices y salía después del modelo Hernán Drago, cuando él apareció sobre la pasarela ante el público femenino, la sala explotó en aplausos y gritos, irónicamente y divertido me deseo suerte, pero no sirvió de mucho, salí a desfilar, nadie aplaudía -claramente las mujeres querían ver a los modelos masculinos-, me pisé el vestido terminando mi pasada y al llegar al cuadro final Hernán me dice al oído “ojo no te vayas a caer”. Cuando pasan cosas así, trabajando a la par de modelos destacados, no queda otra que tomarlo con gracia y reírte de la situación porque esos son riesgos que se pueden correr.

 


¿Qué es lo que más te atrae y lo menos del trabajo como modelo?
Lo que más me gusta, supongo que es la moda en sí, y todo lo que tenga que ver con la tendencia y el arreglo personal. Ver como las mujeres pueden llegar a estar más hermosas de lo que ya son naturalmente solo con un poco de maquillaje, un buen peinado y ropa adecuada. Por otro lado, es una profesión que me permitió conocer muchos lugares increíbles y personas que jamás voy a olvidar. 
Como en toda profesión, tiene sus más y sus menos. Creo que si realmente amas lo que haces no existe nada desagradable con el trabajo. En mi caso, lo más duro fue irme a los 15 años a vivir sola, extrañar mi familia y las previas interminables de los desfiles que a veces superaban las seis o siete horas.




Ser modelo exige ciertos sacrificios desde un cuidado especial del físico hasta cambios radicales.
Sinceramente, el común de la gente suele pensar que una modelo casi no come o se cuida demasiado, pero no es mi caso. Por suerte tengo una buena genética y nunca tuve que decir que no a la comida o algún gusto que quisiera darme. Si es cierto, que un poco de actividad física siempre está bien para mantener la forma, además de complementarlo con tratamientos para piel y pelo.

Muchas veces las modelos deben someterse a cambios de imagen radicales para determinados trabajos, ¿te cortaste tu melena por algún motivo en especial?
Sinceramente el cambio de look y mi corte de pelo surgió primero por un cambio interno y para finalizar una etapa de mi vida, sentía que debía verme así. Además, como dije anteriormente este es un trabajo que da la "libertad" de poder realizar estos tipo de cambios con la imagen que uno proyecta, que muchas veces ayudan a conseguir más trabajo o enfocarse en un tipo de moda en particular. 

Sos una modelo muy alta, con 180 centímetros de altura, ¿en qué parte de la moda te destacas?
La moda tiene muchas opciones laborales, en mi caso, siempre me dediqué sobre todo a la alta costura que es donde se buscan modelos delgadas y super altas. También he hecho muchísimas fotos, pero también ahí mi altura me juega en contra porque se complica realizar campañas o graficas ya que no entro en la cámara (risas). 

¿Podés compaginar el estudio con tu profesión?
En este momento decidí tomarme un año sabático de la moda, para volver a Paraná y terminar mi secundario, el cual me vi obligada a abandonar en su momento para dedicarme a mi carrera. Mis planes son terminarlo a fines de este año y luego decidir dónde vivir. La idea en un principio seria empezar a estudiar Terapia Ocupacional y probablemente seguir con el modelaje, pero como hobby. Sinceramente si bien pienso en el futuro, trato de vivir un poco más el día a día.


¿Conservás tus amistades de Paraná?
Sí! Mis amigas de siempre viven en Paraná y siempre me apoyaron muchísimo, como así también mi familia. Cuando la profesión se tornaba un tanto difícil, siempre estaban presentes, a pesar de la distancia, para darme fuerzas y aliento, a todas ellas les debo mucho.



Pin Pon:

Edad: 18 años
Medidas: 83-64-91
Altura: 1,80 mts.
Diseñador favorito: Jorge Ibañez
Modelo favorita: Kate Moss
Un sueño: el éxito en todo lo que me proponga en la vida.
El trabajo soñado: campañas a nivel mundial como serian CH o Valentino, etc.
Quisiera ser: como mi mamá. Es hermosa, fuerte, divertida, y sin dudas mi ejemplo a seguir.



Sigue a Agustina en las redes:

Twitter: @agusbenedetich
Facebook: agus benedetich
Instagram: @agusbenedetich 









Sígueme en:
Instagram: @eloisapatat
Twitter: @paranamundo








eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.