El poder de comunicar en silencio



Nota de tapa



Monica Portillo




Mónica Portillo es Licenciada en Comunicación Social y una renombrada artista visual, que se declara autodidacta. Desde su niñez, ha estado rodeada de lápices, bloc de notas, pinceles y mucha creatividad. Su primera exposición, en 2000, fue casi como un juego, insistencia de sus seres queridos para que mostrara su talento al mundo. Luego de más de 15 años de carrera, premios y menciones especiales, fue seleccionada para exhibir sus obras en el Consulado Argentino de Nueva York y en el “International Print Festival”, organizado por The Museum of the Americas de la ciudad en Bérgamo, Italia. 


Desde muy pequeña, Mónica Portillo ya dibujaba, rayaba y coloreaba con lápices y pinceles en el patio de su casa. “Continuamente miraba al cielo intentando completar los trazos de las nubes para transformarlas en animales o rostros. Siempre con el lápiz y el bloc en la mano, fuera donde fuera, yo dibujaba”, relata Mónica. Sus amigos y familiares fueron quienes la alentaron e insistieron para que mostrara sus creaciones al público. Así fue, como 15 años atrás, por hobbie o curiosidad expuso por primera vez, sin imaginarse lo que vendría luego. “Recuerdo que un hombre mayor y muy humilde se me acercó en la exposición a saludarme con los ojos llenos de lágrimas y me dijo ´gracias señorita. No podía separarme de ese paisaje norteño que usted pintó, vivía en un lugar igual a ese y me vine de joven y nunca pude volver, y ahora es como si hubiera estado ahí todo este rato´. Ojalá a esta altura, supiera quién era ese señor, sería un placer regalarle la pintura”.


Luego de una extensa carrera como artista, llega un importante reconocimiento en 2014. Fuiste elegida entre decenas de artistas para exponer en el Consulado Argentino en Nueva York. “Relatos de País”, 26 obras, de las cuales 13 nunca habías exhibido.
Así es. Expuse en el Consulado Argentino de Nueva York en octubre del año pasado, a raíz de haberme presentado en un concurso en 2012. Era la segunda vez que lo intentaba; en la primera oportunidad no llegué a la última instancia, pero esta vez sí. Luego de la exposición, me avisaron desde Nueva York que había sido preseleccionada para la exhibición que se haría al año siguiente, no quise hacerme muchas ilusiones porque eran muchos y muy buenos los artistas que se presentaban, además el comité evaluador es riguroso. Pero justo para mi cumpleaños, en abril, me sorprendieron con un llamado telefónico y fue el mejor regalo que me pudo dar el arte, había resultado elegida junto a Liana Strasberg para exponer mis obras en la capital del mundo.

¿Cómo fue el recibimiento de tu trabajo?
Fue excelente, gustó mucho y tuve buena crítica. El propio Consulado nos publicó en una de las guías de arte de Nueva York y también me entrevistaron para el Impacto Latin News, un diario que se edita en español.
Las repercusiones allá fueron intensas, me contactaron galeristas muy importantes para ofrecerme su representación y así desarrollar actividades artísticas a través de sus gestiones; por lo que me he sentido sumamente honrada, valorada y respetada al mismo tiempo. Además, estando allí me invitaron para exponer en Italia, Irlanda y varios lugares más, que obviamente por razones de tiempo y recursos económicos no he podido aceptar, excepto el proyecto de Italia que se llevó a cabo hace unos días. 

También participaste de la Gala Homenaje a Aníbal Troilo que organizó el Consulado Argentino. 
Mi participación fue simple, pero muy feliz. Tanto Liana Strasberg, artista visual nacida en Buenos Aires, como yo, asistimos al concierto; el descanso se realizó en la sala donde estaban expuestas nuestras obras, de tal manera que pudimos compartir nuestro trabajo con los presentes e intercambiar experiencias con los músicos, entre ellos el maestro Daniel Binelli, bandoneonista de Astor Piazzola. Fue una noche hermosísima, llena de emociones, recuerdo que cuando escuché “Adiós Nonino” sentí que mi padre estaba allí, muy cerca mío.
Como no puedo con mi genio comunicativo, al día siguiente, nos volvimos a reunir allí mismo y les hice una entrevista y crónica de su actuación para colaborar con la difusión de su trabajo. Sentí que era mi forma de devolverles la gentileza, por la posibilidad que me había ofrecido el consulado, además de honrar la presencia de músicos con tanta calidad. 

Además, aprovechaste el viaje a Nueva York para perseguir otro objetivo.  
Mi intención es poder insertar a otros artistas en el circuito cultural neoyorkino. Es una enorme ambición, que pude concretar, digamos en una primera etapa, que fue captar el interés de algunas galerías y del propio consulado, de quien ya tengo la respuesta de palabra para sacar este proyecto adelante. En ambos casos, sólo me resta plasmarlo en papel y remitirlo, pero lo más importante fue conseguir una respuesta afirmativa. Ahora estoy un poco demorada con el tema papeleo, porque al regresar del viaje, recibí la llamada del Instituto Médico Oncológico Ángel Roffo de Buenos Aires, donde me atiendo -luego de haber superado un cáncer que dejó algunas secuelas- para continuar mi tratamiento, confirmarme turnos, estudios y someterme a una cirugía, lo cual retrasó todas estas cuestiones un poco más de lo previsto. Pero ya estamos en marcha y trabajando nuevamente.



¿En qué consiste el proyecto?
La idea es poder gestionar la presentación en Nueva York de la obra de un grupo de aproximadamente 15 o 20 artistas plásticos, lo cual demanda un arduo trabajo del que ya tengo acumulada experiencia. Ésta ha sido mi tercera exposición en la metrópoli y siempre me ha ido hermoso, así que por qué no acompañar a otros a que se animen. 
Creo que en mi vida el 'no se puede' no existe, tanto esfuerzo finalmente tendrá como resultado poder ver colgadas en Manhattan las obras de otros argentinos. Es todo un desafío de trabajo que tengo para lo que resta del año y el 2016. Por otra parte, con el Cónsul Cultural hemos hablado sobre la posibilidad de llevar a otras expresiones culturales, como músicos. Él es una persona sumamente generosa y su capacidad de aprecio por el arte es inigualable, así que seguramente podremos concretar en algún momento el proyecto. Espero que también ayude la situación económica de Argentina; no es lo mismo colgar una muestra colectiva de pinturas, que las actividades que se relacionan con el teatro, música e incluso esculturas; el traslado de los materiales es más complejo, sólo por mencionar un simple aspecto.

¿Qué otras actividades llevaste acabo durante tu estadía en Nueva York?
Acompañamos al Cónsul a la “Mad About Jewelry Annual Exhibition”, una exposición y venta de joyería contemporánea que congrega una amplia muestra representativa de los diseños de artistas emergentes y reconocidos a nivel internacional. Allí exponía nuestra compatriota, la diseñadora María Carelli. Fue una exposición de joyas fascinante, pude ver un espectro de creatividad y diversidad de materiales, estilos, muy variados, me encantó.

El pasado 16 de junio, expusiste en el opening del festival artístico denominado “International Print Festival”, en Italia. Aunque esta importante invitación tuve cierto sabor agridulce.   
Mis obras viajaron para ser expuestas en la Galleria Arte in Centro, en la ciudad de Bérgamo. Una semana de exposiciones y arte que ha organizado The Museum of the Americas, quienes cordialmente me invitaron a participar de la apertura de la exhibición que tuvo lugar el 16 de junio. Lamentablemente, por cuestiones puramente económicas, no pude viajar para participar, la diferencia de la moneda argentina respecto al dólar o al euro, es abismal, y cada viaje significa un esfuerzo tremendo. Pero ha sido un día para estar feliz, nos juntamos con mis amigas, para celebrar a la distancia, la apertura y conectar mis emociones con los artistas de Holanda, Nueva Zelanda, México, España, Alemania, Venezuela, Chile, Bulgaria, Canadá, Austria, Hungría, y los demás países que estuvieron representados a través de sus obras y sus artistas, 40 en total de veinte países distintos. 


El arte en Argentina

Contános sobre la Unión Nacional de Artistas Visuales que acaba de conformarse, ¿qué objetivos persigue?



Dos días antes de mi viaje a Estados Unidos, se llevó acabo el 1º Encuentro Nacional de Artistas argentinos coordinado por la UNAV (Unión Nacional de Artistas Visuales), conformada en septiembre de 2014. Allí estuvieron representadas casi todas las provincias, quince en total y la comisión se integró con artistas plásticos y visuales, docentes, trabajadores de museos y de salas de exposición, y gremios afines; éramos unos 300 artistas participantes aproximadamente, además de las otras personas mencionadas. Fue un acto abierto en el cual se celebró principalmente la constitución de la UNAV y también el estado parlamentario de la Ley Conjunta de Reconocimiento (pensión) para los artistas visuales, ilustradores gráficos, historietistas y escritores. La idea central era el de construir una red solidaria, de carácter nacional y federal, para intercambiar experiencias y proyectos, entre las instituciones y los profesionales que intervienen en el arte. Fue muy emocionante para todos los que participamos. 
Lamentablemente, el Ministro de Cultura de Entre Ríos, Pedro Báez, no asistió; como sí lo hicieron representantes de otras provincias, pero en lo personal no me asombra que no haya estado porque ya estoy acostumbrada a su falta de interés por la plástica y muchas otras cuestiones culturales. Ésta no es la primera vez que sucede algo asó, Sergio Uribarri, nunca se ha procupado por el arte entrerriano, ni cuando fui a exponer al Carrousel del Museo del Louvre, en París en 2013, siendo la primera entrerriana en exponer allí. Recuerdo que el Secretario de Cultura, Roberto Romani (quien acaba de recibir el premio “Prócer de la Cultura”, se quedó sin palabras cuando le dije que no había recibido ninguna respuesta o comunicación. 
Pero eso no fue todo, en esa grandísima oportunidad, también  tuvieron la posibilidad de permitir que un grupo de artistas argentinos presentaran sus obras en la Sesión Inaugural de Naciones Unidas, sin tener que gastar un solo peso del gobierno provincial, porque ya estaba todo resuelto y sólo hacía falta que se presentara una nota a la Cancillería, como cuestión formal. Recuerdo que faltando un día para viajar a París, un delegado de la Cancillería me llamó, diciéndome que aunque sea el gobernador se comunicara con ellos para formalizar la presentación de manera institucional, porque el hecho así lo ameritaba, y aun así no tuvimos ninguna respuesta. Por cuestiones como estas, se ha creado la UNAV, hoy en día somos los propios artistas quienes debemos tomar la posta del fomento de nuestra actividad y trabajar por la promoción de nuestros derechos sociales como trabajadores del arte. Tal como se dijo en esa primera asamblea, “nuestra perseverante actitud, el empeño desinteresado y una participación que cada día suma compañeros, nos ha colocado en el umbral de un largo trabajo”. Allí vamos encontrando los espacios de diálogos necesarios para resolver problemas, que en muchos casos son afines a todos, y en otros no, pero de todos modos hay una actitud de oír al otro, de aportar ideas y de sostenernos unos a otros.

A través de tus creaciones se puede ver que sos una artista con consciencia social, ¿cómo definirías tu arte?
Supongo que quizás esa es una forma de definirme. En lo personal, siento que haga lo que haga, el compromiso social siempre estará. Nadie es una isla, ¿no? Y es mejor que ninguno lo sea, porque entre todos podemos sumar voluntades para mejorar y cambiar todo aquello que nos lastima como sociedad. 
Creo que las obras son una expresión o un reflejo de mi alma. No hay un día en que mi corazón y mi mente no vuelen con pinceladas, aunque sean imaginarias cuando me falta tiempo. Mis emociones no paran y generalmente mis manos tampoco . Soy una mujer apasionada de la vida y de todo lo que hago, la tibieza no es lo mío. En lo que hago, va mi vida, toda mi impronta creativa, mi pasado, mi presente y todos mis sueños. Así es cada día, arraso con las horas para poder hacer mil cosas todo el tiempo y me encanta. Es la manera de sentirme viva, dejando a mi alrededor todas las marcas posibles en cada cosa, ya sea la presentación de un plato, la decoración de un nuevo almohadón, un regalito sorpresa para la juntada con mis amigas, una broma para mi hija, el invento de un nuevo juego para mis nietos, y el éxtasis también que me provoca la contemplación de la naturaleza. Creo que el arte es un don que Dios me ha dado, y esa capacidad de crear a cada momento tiene que ir acompañada de alegría, o por lo menos así lo siento yo, y en ese sentido es una entrega al otro. Crear se convierte así en una pasión hermosísima, que me hace muy feliz, y creo que lo logro transmitir. Uno debe descubrir sus propios dones, todos los tenemos, y trabajarlos en función del otro. En mi caso, siempre apelo a sacudir el corazón de quien observa la obra, y estoy convencida que todas esas emociones puestas allí, a lo largo del proceso creativo, estallan ante la mirada silenciosa de cada persona, movilizando emociones y sentimientos.

Fuiste invitada a participar de una exposición homenaje a los 10 años del atentado de la AMIA, ¿creaste las obras para el evento?
No. Son obras aisladas que voy haciendo por determinada motivación, impacto de cosas que suceden, y que no son para compartirlas, sino una expresión del momento que estoy viviendo en relación a ese suceso, que luego como en este caso, después de varios años, impensadamente surge una invitación sobre la temática, entonces llega el momento de que salgan a la luz, a consideración del público y los críticos. Generalmente son obras individuales, que no pertenecen a ninguna serie, sino a la circunstancia que las motiva.

También participaste en la exposición colectiva: NO al abuso, la trata y tráfico de personas. SÍ a la conciencia y a la Libertad. Contános sobre ello.
Dicha exposición organizada por Arte del Mundo, fue colectiva e itinerante por provincias argentinas y países del Mercosur, cuya temática era precisamente esa: “No al abuso, la trata y tráfico de personas”, yendo de un lugar a otro, conformada por obras de artistas de diferentes localidades del país bajo un mismo lema o motivación, es decir que fueron concebidas para ayudar a generar conciencia acerca de esta problemática, y a su vez constituyeron un grito al unísono en contra de ese flagelo. Se inauguró en noviembre de 2010 en el Museo Parlamentario del Senado de la Nación, y se prolongó dos años. Fue declarada de Interés Cultural Internacional por la Cancillería Argentina, la Cámara de Diputados y el Poder Judicial de la Nación y la Asociación pro-Naciones Unidas de Argentina, Oficina Regional de América Latina. Todas las exposiciones iban acompañadas de charlas a cargo de representantes de ANUA, ya que ellos cuentan con especialistas en el tema. 

¿Por qué no llegó la exposición a Entre Ríos?
Una vez más, debo decirte que la exposición pautada para realizarse en Paraná, se suspendió antes de su realización, porque no había fondos para pagar dos días de hotel para los dos representantes de ANUA que venían a dar las charlas. Sentí tanta vergüenza como entrerriana y como artista, porque en cada provincia la muestra era de un suceso sumamente especial, con participación activa de los gobiernos provinciales, municipales, los miembros de la justicia, sus universidades, la comunidad educativa, etc., movilizando muchísima gente por la forma en que se realizaba la exhibición de las obras, las charlas de concientización que acompañaban al evento, sumado además la grandísima importancia de la temática tan sentida y tan global.


El arte y Mónica

¿Qué estilos o técnicas utilizás?
Utilizo diferentes técnicas y materiales, no me ato a nada, incluso mezclo acrílicos con óleos, me da igual, es lo que surge en el momento. No es que me propongo investigar qué pasa con los materiales, alguna vez sí lo hice, pero a esta altura ya deviene solo. Y si tengo ganas de pintar con los dedos, lo hago, tratando de no envenenarme (risas) obviamente, porque hay materiales más o menos tóxicos que otros. Por otra parte, me encanta trabajar con técnicas mixtas, porque allí va a parar todo lo que encontré tirado en la calle, desde alambres hasta piedritas, elementos de objetos que desarmo, otros que muchas veces mis amistades me han juntado a sabiendas que me gustan, y es una forma de reciclar bellamente lo que en otros hogares va a la basura. Así que siempre que un material sea usable, limpio o limpiable, no agresivo, será bienvenido al cuadro. Tengo un mueble donde acondiciono paraguas rotos, relojes que ya no funcionarán, y todo tipo de objetos reciclables, que verán el atril cuando deba ser. 

Cuando las personas observan tus obras, ¿cómo te gustaría que te definan?
Creo que me gustaría que me definan como una artista que no se la cree. Simplemente amo lo que hago, soy muy perseverante, trabajadora, lo cual me va haciendo crecer como artista y los logros aparecen solos en el reconocimiento de cada nueva invitación que recibo del exterior, pero eso no me cambia como persona. El arte es mi camino, como en algún momento lo fue la política o la comunicación, y no siento que pueda haber otra forma de expresarme y de interactuar con la gente. Me siento bendecida cada vez que tomo entre mis manos los pinceles y comienzo a dejarme llevar por la iluminación, ¡Es mágico! Es una energía que llega a mí y estalla en los colores, y a medida que me pierdo en el tiempo, pierdo la conciencia de la intencionalidad y solo la obra terminada es capaz de hacerme volver a la realidad. Siempre intenciono antes de comenzar a pintar, le pido a Dios que me ilumine y que mis manos logren expresar lo mejor posible, lo que deba ser; lo que viene después, es lo que está en las obras.


El futuro

Contános de tus próximos proyectos.
A comienzos de año expuse en el Instituto de Cultura Hispánica de Houston, Texas y hace muy poquito en Dubái, Emiratos Árabes, donde se exhibió el Mural por la Paz. Para este año, me han invitado exponer nuevamente en el Carrousel del Louvre, en Lyon, en Rennes, en el 1er Salón Internacional D'Art Contemporain en Bretagne, Francia, pero sobre todo tengo una convocatoria muy tentadora para Nueva York, que es una ciudad a la que siempre volveré; también me han invitado a participar en la Art Expo 2015 en Milán, Italia, otra invitación con la mitad de los gastos pagos para el International Sculpture and Painting Symposium Dakar 2015, en Senegal, África y Art Osaka 2015, en Japón. Son todas invitaciones y propuestas sumamente interesantes, pero hasta el momento sólo estoy pensando en participar de una gran exposición internacional de pequeño formato, lo cual abarata bastante el envío de las obras, en Austria y Hungría. Las invitaciones están, me encantaría participar también en Japón, pero voy de a poco y aún estoy a tiempo de hacerlo. Me gusta ir llegando con obras nuevas. Sé que no tengo las mismas condiciones para participar y movilizarme con las obras como pueden estarlo otros artistas europeos, estadounidenses o asiáticos, pero de apoco voy marcando una presencia artística en diferentes lugares del mundo, y me gusta. La imagen tiene esa poderosa capacidad de comunicar silenciosamente, sin importar el idioma de quien la percibe. 


Premios y menciones

2005: 3er. Premio del Concurso de “Pintura Serratiana”, organizado por el casal de Cataluña de Paraná y la Secretaria de Cooperació Exterior Departament de Gobernaciò y Administracions Públiques de la Generalitat de Catalunya.
2006: Seleccionada como autora antologada en el XII Certamen Internacional de Poesía y Narrativa Breve “Homenaje a Silvina Ocampo”, de la Editorial de los Cuatro Vientos, Buenos Aires, Argentina.
2009: Primer premio internacional, en la exposición colectiva “Prix D' Honeur", en Bruselas, Bélgica. 
2011: Seleccionada e invitada por el Comité Interno de la Bienal Internacional de Arte Contemporánea de Florencia.


Conocé el arte de Mónica en las redes:
Facebook: monica.portillo.779
Carrousel Du Louvre: www.salon-artshopping.com/fiche-artiste/portillo-monica-3945.htm





eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.