Una “Conejita” paranaense



Historias de orilla a orilla

Carla Romina Ponte





Carla Ponte es paranaense, pero dejó la ciudad en 2012. En la actualidad, vive en México y trabaja como modelo de pasarela, fotografía, publicidad y televisión. Gracias a un cuerpo de infarto de curvas pronunciadas, ha sido elegida para ser una de las “conejitas” de Playboy, siendo la primera en protagonizar la tapa musical producida por Playboy México junto a la revolucionaria banda Molotov. 


Carla nació el 27 de agosto de 1985, dio sus primeros pasos como modelo en nuestra ciudad, pero al poco tiempo decidió marcharse a Buenos Aires. Luego México apareció en su camino para convertirse en una de las famosas conejitas de Playboy, logrando ser parte de la historia de la revista, tras posar en la primera portada musical de Playboy México junto a la mítica banda de rock Molotov. 

¿Cómo empezaste la carrera de modelo? 
Recordarlo me llena el alma. Puedo decir que fue una gran amiga quien me enseñó todo lo que sé. Muchos creen que desfilar, actuar, participar de un concurso o pararse frente a una cámara o frente a miles de personas es fácil, pero créanme que no lo es, no es para cualquiera y la autoestima y el profesionalismo se construyen todo el tiempo con mucho esfuerzo. Mi amiga Ximena González fue la primera modelo que conocí y admiré, tenía tan solo 14 años cuando descubrí que desfilaba para una agencia local. Ella me llevó a cada desfile que tuvo y me presentó a personas que hoy conservo en mi corazón con los recuerdos más hermosos; cada desfile, cada foto, cada trabajo representó un crecimiento, esa sensación de libertad, de saber que algún día iba a conocer lugares increíbles. Comencé desfilando para Orixas, un local de ropa de Paraná. Alicia, su dueña fue una fuente de energía y autoestima inagotable, era una mujer que venía de Buenos Aires con unas energías bárbaras y ganas de crecer y fue quien nos entrenó a todas. Muy pronto estábamos en las primeras pasarelas de los días de la mujer en la Ventola; que lindas épocas, gratos recuerdos en los que formé mi personalidad y forjé los principios de quien soy hoy. No puedo dejar de mencionar mi trabajo como promotora, fue una época muy divertida, llena de viajes y remunerada, lo que a mi corta edad representaba libertad. Aún recuerdo cuando cumplí 18 años, símbolo de infinidad de oportunidades y el temor a tomar decisiones yo sola, el miedo a lo desconocido, pero aun así pisé Buenos Aires por primera vez, sembrando una semilla que hoy da sus frutos. Luego llegaron más desfiles, catálogos, revistas y periódicos. Participé en un sinfín de desfiles para Leandro Rud y tuve la oportunidad de fundar mi propia agencia y escuela de modelos en el Hotel Howard Johnson Mayorazgo de Paraná, resultando en momentos y enseñanzas, que más tarde fueron recompensadas con un premio a la excelencia. 

¿Cómo surge tu relación con el mundo de la televisión? 
En 2008, fui elegida Reina Nacional de la Fiesta de la artesanía en la ciudad de Colón, lo que generó mis primeras participaciones en televisión y la interacción con distintas bandas como Kapanga y los Auténticos Decadentes. Hasta el día de hoy conservo su amistad y cada vez que vienen a México a tocar, me visitan. Además trabajé como notera para un programa de turismo de una productora porteña, que se transmitía por Fox Sport y distintas participaciones en canales locales. 

Tu participación en Miss Maxim, para la famosa revista Maxim, fue un antes y un después en tu carrera profesional. Contános cómo fue el concurso y que surgió de esa experiencia.
Básicamente, me presentaron en la revista y me postularon como una de las candidatas para el concurso. Nunca había hecho revistas de tirada nacional y luego de Maxim todo cambió. Lo importante fue no desaprovechar ninguna oportunidad, siempre he dicho; “mejor pedir perdón que pedir permiso”. Prefiero equivocarme a nunca haberlo intentado y vivir con la duda de cómo habría sido.

¿Cuándo dejaste definitivamente Paraná?
Primero me fui a grabar a Brasil, y luego en 2012 me mudé a México, y ahora vivo en Distrito Federal. Trabajo como modelo y desde el año pasado soy Playmate y conejita en esta compañía que es única. 

¿Cómo es tu vida en México?
Despierto temprano y voy a entrenar a un club de box cerca de mi casa, de regreso, desayuno, doy un paseo con mi perra, y comienzo el día laboral con castings. Si no trabajo, paso tiempo con amigos, nunca faltan las pizzas caceras o los ñoquis del 29. Puedo decir que tengo amistades maravillosas y de todos los países. México es un lugar increíble, donde conoces personas de las culturas más variadas, y un sinfín de cosas nuevas. Cada comida o cada juntada es un montón de gente hablando en todos los idiomas: tengo amigos y colegas de todo el mundo: México, Brasil, Colombia, Venezuela, Estados Unidos, Alemania, Polonia, Rusia, África, Francia, lo cual es algo para destacar y hace que mi vida se convierta en una experiencia única. También estoy trabajando para conseguir un castellano neutro, ya que en los comerciales no podemos hablar con acento extranjero. Es divertido, de repente te escuchas hablando como en un doblaje de caricaturas o una telenovela centroamericana; además practico kickboxing, y estoy estudiando actuación y canto. Y participo en el programa de radio “En Charros vs Gaensters” en MVS 102.5.

¿Qué tan diferente es tu vida a cómo lo era en Paraná?
Es totalmente diferente a lo que era, eso te lo aseguro. Puedo decir que he conocido y hecho amistad con personas que jamás imaginé, he viajado por lugares únicos, probado las comidas más extrañas y deliciosas que jamás pensé probar -amo los chapulines con cerveza- y sobretodo he tenido la posibilidad de haber trabajado con profesionales reconocidos a nivel internacional, y sin duda, el haber compartido un mescal con todos los integrantes de Molotov, no tiene precio.

¿Ventajas y desventajas de vivir lejos de casa?
La única gran desventaja es que estoy lejos de mi patria, mi familia y amigos. Pero viajo muy seguido. Las ventajas, todas las que te imaginés; nada se compara con lo que vivo acá. Soy una fiel practicante de la ley de atracción, me considero una persona de fe y más que positiva, eso atrae cosas buenas, muy buenas en todos los sentidos y me dedico a disfrutar de lo que me brinda Dios y el universo, solo Él me conoce al cien por cien. Y en el aspecto laboral, lo mejor es que soy mi propio jefe y representante y eso me da mucho tiempo libre. Respeto mis tiempos, lo que me hace feliz y gracias a Dios el trabajo me ha llevado a los lugares más recónditos, desde convivir con los Mayas en Quintana Roo hasta una comunidad zapatista en la selva de Chiapas. Poder vivir México desde dentro es único, puedo decir que el mexicano es un ser humano muy cálido, hospitalario, trabajador y sumamente respetuoso, son personas de fe y poseen una cultura admirable. Para resumirlo, la gran ventaja es que hago lo que me gusta, mi trabajo me hace feliz y lo mejor de todo es que me pagan por ello. 

¿A qué lugares has viajado? 
A través del trabajo de modelo puedo decir que conozco todo el territorio argentino, excepto algunos lugares, y Brasil. Con la campaña que realicé para ADO, una empresa de transporte de pasajeros atravesé todo México, solo me faltan visitar algunas ciudades. Entre los lugares que más amé estaba Quintana Roo con sus playas y paisajes exóticos, Chiapas con sus pueblos, selva y su gente, Oaxaca con uno de los arboles más grandes del mundo que me dejó boquiabierta -se necesitan cien personas tomadas de las manos para darle la vuelta a esta reliquia maravillosa. Guanajuato, es un lugar hermoso para enamorarse, colonial, bello y romántico, un pueblo verdaderamente mágico con historias en cada rincón y costumbres imposibles de comparar con nada que haya visto; y Guadalajara, tierra de tortas ahogadas, paisajes increíbles y mujeres guapas. 

El año pasado fuiste seleccionada como “conejita” para la famosísima marca Playboy, ¿cómo llegaste hasta ellos?
A Playboy llegué por medio de una playmate italiana quien me sugirió a la compañía y nos llamaron para un casting. Tenía muchas dudas al respecto, las personas tienen la idea de que es algo burdo y fuerte, pero admito que al llegar y pasar por la puerta principal tomé dimensión la importancia que posee esta empresa a nivel mundial; el respeto, la prolijidad y el profesionalismo de su trabajo deja a cualquiera sorprendido. Ese día conocí a los directivos de la marca y personal y me trataron como a una reina y sin darme cuenta ahí estaba en el primer día de mi nueva vida. Allí mismo me confirmaron que deseaban trabajar conmigo, vimos los contratos, y de la nada ya estaba lista para mi primera portada.

 



¿Qué se siente ser parte de la historia de la Revista Playboy México al protagonizar la primera tapa musical junto a la banda Molotov? 
Se me hace imposible explicar el sin fin de sensaciones y la adrenalina de vivir ese momento. Hay que tener en cuenta, que esta edición especial de la revista de Playboy fue realizada por primera vez en Playboy Estados Unidos con la banda Kiss y luego Bruno Mars, y ahora se estrenó en México y puedo decir que soy parte de una tapa que sin duda, pasará a la historia y será un ejemplar de colección. Por suerte compartí esta portada con modelos playmate reconocidas mundialmente, unas genias las tres. Cada una de nosotras representaba un país, Argentina, Paraguay, Colombia y Estados Unidos, junto a Molotov, una banda con más de 20 años de trayectoria en toda Latinoamérica. La sesión fotográfica fue una mezcla entre admiración, miedito, alegría infinita y un no sé qué… que me lleno de adrenalina durante las doce que duró la producción. Si bien ya me lo tomo con más calma, firmar autógrafos, hacerme fotos, las entrevistas y conferencias de prensa y el hecho de compartir escenario con Molotov en el festival Vive Latino frente a 70 mil personas, me parece muy fuerte. En lo personal, este trabajo fue un orgullo interminable porque significaba trabajar para Playboy por primera vez y fue a lo grande, compartiendo cámara con estos cuatro gigantes del rock. Sinceramente no tengo palabras, el hecho de que sea la primera tapa de este estilo la hace única y eso me enorgullece mucho.



¿Cómo fue posar por primare vez en un desnudo completo?
El día que me llamaron para darme los detalles sobre la producción aún no sabía de qué se trataba y finalmente me entero que iba a posar con los grandes del rock latinoamericano, precursores del movimiento del pueblo latino, dueños de las canciones que marcaron mi generación y no lo podía creer. Es muy fuerte que un ídolo de tu adolescencia te invite una cerveza y te convide con la plática más bizarra y divertida que jamás imaginaste. Ese día experimenté el desnudo frente a casi 25 personas que estaban trabajando sin parar, ocupándose de detalles como luces, cables y posturas, ignorando totalmente mi cuerpo desnudo frente a sus ojos, y corroboré en persona lo que dicen de esta empresa “Playboy no hace fotos, hace arte”.

¿Qué otras campañas o desfiles importantes has hecho?
Participé en la promoción nacional de Monster Energy, como Monster Girl, con esta campaña viajé mucho y estuve presente en los mejores eventos de deportivos extremos y conciertos. 











Sigue a Carla Ponte en: 
Instagram: @carlarominaponte
Twitter: @carlaponte123
Facebook: Carla ponte official





















Sígueme en:
Instagram: @eloisapatat
Twitter: @paranamundo













eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.