Melanie Hundt





Historias de orilla a orilla




Melanie es de Paraná, acaba de cumplir 19 años y trabaja de modelo en Buenos Aires para distintas agencias de gran prestigio nacional. 

  
¿Cómo empezó tu carrera como modelo?
Desde chiquita siempre me gustó todo lo relacionado con el arte, la moda y la danza. Siempre miraba los desfiles, revistas y crecí tomando clases de baile. A los 16 años hice un book, y recuerdo que un viernes a la noche lo envíe a tres agencias importantes a nivel nacional y el lunes siguiente por la mañana, las tres me llamaron para una entrevista. Viajé a Buenos Aires, estuve en los tres lugares el mismo día y finalmente opté por la agencia Life Chekka, ya que si bien contaba con modelos, actores y actrices muy importantes, como las otras dos, ellos me daban la posibilidad de terminar el colegio secundario en Paraná y luego mudarme a la capital. Trabajé ahí hasta el 2014 y ahora estoy trabajando para diferentes agencias. 

Lifa Chekka, es una agencia que representa a grandes modelos como Nicole Neuman y Liz Solari, ¿pudiste trabajar con ellas?
Con Nicole compartí algunos desfiles y fueron experiencias muy lindas ya que mi segundo nombre es Nicole justamente por ella. El trato fue escaso, solo para algunas cosas de las pasadas, porque suelen estar rodeadas de asistentes, y cuando no son ellos, son los periodistas los que demandan su atención. También compartí desfiles con Ingrid Grudke, Lara Bernasconi, Micaela Breque, Karina Jelinek, Debora Bello, entre otras. Con Liz no tuve la oportunidad de compartir ningún trabajo. Si bien casi no tenemos trato con las más famosas, las experiencias que viví fueron positivas, de igual a igual, y nada de egocentrismos. Eso esta buenísimo y se valora, porque la humildad me parece súper importante.

¿Cómo son los castings? 
A cada casting hay que llevar el book y algunas veces, zapatos con taco alto o malla. Por lo general, son rápidos, haces un par de fotos con uno o dos cambios de ropa que te da la marca del casting y listo. Los que llevan más tiempo son los castings para comerciales en los que hay que hacer pruebas de cámara. A veces te puede tocar alguna sesión en la que te hagan esperar, y siempre rogás que no sea justo cuando tenés varios castings el mismo día, porque no te da el tiempo debido a las distancias que hay en Buenos Aires. 

Para los desfiles, ¿te preparás de alguna forma especial?
Intento dormir bien la noche anterior por una cuestión más personal. Me gusta hacer las cosas bien descansada porque me siento mejor, a veces el sueño me fastidia. Lo demás no varía mucho. Siempre cuido mi pelo, me parece muy importante, creo que nunca me lo cortaría cortito, amo el pelo largo. Hablando de desfiles, recuerdo que una vez, en una pasada de Verónica de la Canal, los zapatos y el escote del vestido me quedaban grandes, claro que el tema de los zapatos se puede manejar pero con el escote no sabía cómo hacer y cada vez se bajaba más. Aunque en el momento lo sufrís, ya en la pasada te acomodás lo más natural que podés y seguís caminando como si el vestido te quedara pintado. 



¿Alguna vez te han exigido un cambio de look para trabajar?
Por suerte, nunca me lo han pedido ni exigido. Creo que me costaría muchísimo, si me preguntás ahora te diría que no tomaría ese trabajo, sobre todo en lo que respecta a mi pelo. Pero creo que si realmente vale la pena, seguro lo evaluaría.

¿Cómo fue tu primera campaña?  
Mi primera campaña fue para la marca Yosy Lovers, hicimos las fotos en un estudio, éramos dos modelos, más las maquilladoras, peinadoras, las dueñas de la marca y el fotógrafo. Fue la primera vez que tenía un trabajo profesional, por suerte ya había hecho fotos con anterioridad así que no estaba nerviosa, al contrario me divertí muchísimo. Me tiñeron el pelo de colores con aerosoles (que se iba con el lavado) y quedó super original. 



¿Cuáles han sido tus campañas publicitarias más importantes?
Algunas de las campañas que hice fueron para Alpine Skate, con Mario Guerci, Cuesta Azul, Elepants, Tienda Batik, OH voila. También hice el lookbook de Mia Cruz y varias producciones para revistas de moda.

¿Y los desfiles más importantes?
Los desfiles más importantes fueron para Silkey Mundial, Tigre y San Isidro Moda Look, los desfiles de la fiesta de la Revista GENTE en Punta del Este y Mar del Plata, y los de Fiat y Mastercard en la playa de Punta del Este y José Ignacio.



¿Qué es lo más tedioso del trabajo como modelo?
Tal vez, que tenés que tener siempre tus cuidados con respecto a la imagen y en el caso de las modelos más famosas la gran exposición y poca privacidad. Pero creo que si elegís dedicarte a esto, hay que ser consciente de todo lo que acarrea y si te gusta lo que hacés, lo disfrutas de cualquier manera.

¿Qué es lo que más te gusta de este mundo de glamour?
Sinceramente no sé si hay algo que me guste de manera especial. Creo que me agrada todo en su conjunto. Me divierte, siempre me gustó, y lo disfruto. Obviamente también tiene sus lados negativos como cualquier profesión, pero es importante siempre rescatar lo positivo. Por suerte, hasta ahora nunca tuve malas experiencias. Particularmente soy muy objetiva conmigo misma, nunca estoy 100% conforme, pero en algún punto está bueno porque eso es lo que te motiva para mejorar. Si pensáramos que no hay nada que corregir nos estancaríamos en un solo lugar.



¿Te cuidás con la dieta?
Soy vegetariana hace siete años. Me resulta interesante leer artículos y revistas sobre nutrición. Intento siempre comer sano e ir equilibrando las comidas, aunque las golosinas me pueden, pero lo compenso con la actividad física.

¿Estudiás en la universidad?
Desde el año pasado estoy viviendo en Buenos Aires y comencé a estudiar Ciencias Económicas en la UBA. Es un cambio muy grande con respecto al colegio, pero de a poco voy aprendiendo a organizar mejor los horarios y tiempos de estudio. 



También estudiás baile y canto, ¿tenés ganas de incursionar en el teatro, además del modelaje?
Sí, me encanta. Hago teatro y comedia musical. Creo que es todo un conjunto, que está bueno prepararte en todo lo que puedas y que cada rama del arte suma. También es cuestión de animarse y probar, ya veremos si surge alguna posibilidad en el teatro, ¡nunca hay que quedarse con la duda!



¿Qué consejo les darías a las jóvenes que desean probar suerte como modelo? 
Es muy importante estar bien acompañada y respaldada por agencias confiables, sobre todo cuando se empieza desde chica. Hay muchos castings o agencias de modelos truchas que se hacen pasar por empresas serias con otros fines. Les diría que confíen en sus sueños y que nunca se queden con la duda de “que hubiese pasado si…”











eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.