Hombre de tradición



Historias de orilla a orilla

Beltrán Luna




Mañana 10 de noviembre se celebra el Día de la Tradición para recordar el nacimiento de José Hernández, autor del Martín Fierro. En honor a este día, el entrerriano Beltrán Luna cuenta sobre la Agrupación Facón Grande, una organización que organiza cada año la Cabalgata Criolla, en pos de mantener vivas las tradiciones gauchescas.


“El gaucho es un hombre franco, es una persona que te tiende una mano, que sabe de las tareas rurales y guarda muchos secretos que hacen a nuestras tradiciones. No necesariamente tiene que lucir las pilchas gauchas a diario, cada uno defiende la tradición desde su lugar, pero sí es necesario salvaguardarla para que los niños y jóvenes tengan la posibilidad de empaparse desde chicos de nuestra cultura que es tan linda. Por mi parte, soy nacido y criado en el campo y trato de inculcarle a mi hijo todo lo relacionado al gaucho, gracias a Dios me salió astilla del mismo palo. Por eso dejo abierta la invitación hacia cualquier persona que desee acompañarnos en esta iniciativa por defender nuestras tradiciones y valores culturales, que no es sencilla pero es hermosa y muy gratificante”, comenta Beltrán Luna, quien vive hace 14 años en Nogoyá pero es oriundo de Don Cristóbal Primero. Beltrán tiene 31 años y es miembro activo y uno de los fundadores de la Agrupación Facón Grande, que cada año organiza la Cabalgata Criolla para mantener vivas las tradiciones gauchescas.

La agrupación se denomina Facón Grande, ¿a qué se debe la elección del nombre?
Adoptamos este nombre en homenaje a José Font, quien fue el precursor de la lucha por la defensa de los derechos de los trabajadores rurales, entre 1921 y 1922, en la región patagónica. Conocido como “Facón Grande”, Font era entrerriano, domador y se desempeñaba como carrero en la Patagonia. Según testimonios, era oriundo del departamento La Paz, pero Osvaldo Bayer, quien ha sido uno de los historiadores que más ha estudiado la biografía de este gaucho, sostiene que era de Nogoyá.

¿Con que intención nació Facón Grande? 
Es una agrupación creada en 2008 por un grupo de jóvenes que sentimos un profundo apego a nuestras tradiciones. Realizamos cabalgatas a distintos lugares de la provincia con el fin de revivir los valores culturales en la sociedad. Es un sentimiento que viene de la familia, desde chicos estuvimos empapados con los temas tradicionalistas, ya que la gran mayoría somos nacidos y criados en el campo, y son esas costumbres las que queremos transmitir a nuestros hijos.

¿Cuántos miembros tiene? 
Contamos con alrededor de 20 miembros, ya que la agrupación es relativamente nueva (apenas llevamos seis años), y las edades oscilan entre los 4 a los 60 años. La agrupación está abierta a todo el público que esté dispuesto a defender nuestras tradiciones. Es una organización sin cargos, todos tenemos las mismas responsabilidades y privilegios. Por lo general, los miembros presentan proyectos, se evalúan y se someten a votación por mayoría. Siempre decimos: “acá no hay indios ni caciques”.

¿En qué consiste la Cabalgata Criolla que celebran cada año?
El objetivo de la cabalgata es revalorizar al gaucho como figura popular y parte de nuestro patrimonio cultural, su forma de vida y su relación con el caballo. Intentamos revivir sus marchas recorriendo largas distancias, como lo hacían nuestros antepasados en la época de las tropeadas. Revivimos esa forma de vida para tratar de mantener vivas nuestras tradiciones y así mostrarles a los jóvenes y a todo aquel que sienta curiosidad o apego por las costumbres gauchescas cómo era esa época. En estas cabalgatas siempre vamos sumando gente nueva,  compartimos días de charlas y se generan vínculos de amistad. Es un evento que requiere mucha organización y logística: hay que definir las paradas y los descansos, las comidas, los seguros para los participantes, la presencia de la ambulancia, el veterinario y la asistencia para los animales, entre otras numerosas actividades. 

¿Cuándo y cómo la organizan?
Lo llevamos a cabo durante los meses de mayo o junio, ya que el clima es más propicio para la marcha; no hace tanto frío ni calor. Cada cabalgata tiene un recorrido diferente, cada año tratamos de sumar más kilómetros. La primera fue de 30 y en esta última recorrimos 180. Contamos con la colaboración de los comercios locales y la población en general. Luego de presentar el proyecto, la lista de comestibles y todos los insumos necesarios, cada uno hace su aporte. La Dirección de Cultura Municipal nos ayuda, recaudamos fondos a través de cenas y otros eventos y, luego, cada participante hace un aporte económico para solventar los gastos. 

¿Cómo salió la última cabalgata? 
Por suerte todo salió según lo planeado, ya que nos llevó varios meses de organización. Asistieron 14 jinetes, tres camionetas de apoyo, dos cocineros y un efectivo policial; fueron tres días de marcha para arribar al Palacio San José en el cuarto día, donde nos esperaba un gran marco de público y familiares que viajaron desde Nogoyá para compartir fogones, música, baile, vivencias y millones de anécdotas. La cabalgata se realizó en tres etapas. Partimos el 1 de mayo al amanecer desde Nogoyá hasta la ciudad de Rosario del Tala, donde arribamos alrededor de las 19 horas. En esta primera etapa recorrimos 70 kilómetros. Al llegar nos recibieron integrantes de la Agrupación Tradicionalista El Talero, quienes nos brindaron sus instalaciones para poder pasar la noche: corrales y agua para los caballos y alojamiento para los jinetes. Al día siguiente, partimos alrededor de las 8 de la mañana con la custodia de dos patrulleros de la Policía de la provincia de Entre Ríos, que nos facilitaron el cruce en la zona de puentes del río Gualeguay. Luego de recorrer 44 kilómetros, llegamos a Basavilbaso, donde nos recibió la directora de Cultura de la Municipalidad y diversos medios de comunicación de la ciudad. La parada estaba prevista en la Cooperativa El Pronunciamiento, donde nuevamente nos brindaron todas sus instalaciones con muy buenas comodidades y, por la noche, la Agrupación Tradicionalista Crisol de Razas nos invitó a una cena de bienvenida. El 3 de mayo, dejamos Basavilbaso, acompañados por una caravana y cabalgamos 40 kilómetros más. 

¿Cómo fue la llegada al Palacio San José?
Llegamos ese día a las 18. Acampamos las inmediaciones del Palacio en el Bar Los Monos (lo cual no estaba previsto, pero el dueño nos permitió hacerlo, con muy buena predisposición y cordialidad). Ya para el último día, llegaron nuestros familiares desde Nogoyá y, desde el campamento, arribamos al Palacio en caravana. Allí, por parte de la Agrupación, se hizo entrega de una placa conmemorativa y compartimos un asado. Luego procedimos al regreso, esta vez, los caballos en camión y los jinetes en autos particulares, culminando la cabalgata con un gran desfile y una caravana por nuestra querida Nogoyá. Aprovecho esta oportunidad para agradecer a todos los que nos apoyaron de una u otra manera para llevar a cabo nuestra iniciativa: familiares, amigos, comercios y a todos los integrantes de esta querida agrupación, ya que uno puede ser la cara visible, pero sin el apoyo de ellos esto sería imposible de realizar. A todos, muchas gracias.



¿Qué otras actividades realizan?
Además de nuestra cabalgata anual, asistimos a distintos desfiles tradicionalistas realizados en la región. También participamos en actos cívico-religiosos de la ciudad, organizamos cenas y ahora estamos preparando un día de convivencia donde compartiremos destrezas criollas con otras agrupaciones amigas y el público que nos quiera acompañar.  

¿Cuáles son sus proyectos de futuro?
Nuestros planes son poder tener una sede donde podamos llevar a cabo charlas, reuniones y dar cursos, entre otras actividades. De esta manera, deseamos que la agrupación siga creciendo y que muchos gurises puedan acercarse para compartir y mantener la tradición.







Lo mejor de la Cabalgata 2013



Contacto
Email: carolinayluna@hotmail.com










eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.