Belleza entrerriana



Historia de orilla a orilla


Rocío Perez Suarez



Rocío es entrerriana, nació en La Paz ciudad donde vivió toda su infancia junto a sus padres y sus dos hermanos mayores. Luego de terminar el secundario y ser descubierta por Pancho Dotto en unas vacaciones, se radicó en Buenos Aires para comenzar con su carrera de modelo. 


¿Cuándo te mudaste a Buenos Aires?
Me mudé a los 17 años luego de terminar el colegio porque mi madre no me dejó hacerlo antes, recuerdo que me dijo “vos terminá la escuela y después podes irte”. Y creo que fue la mejor decisión, ya que sin la base que me dio el colegio hubiese sido imposible trabajar hoy en día, y seguir estudiando. Muchas chicas vienen a modelar de muy jóvenes y se olvidan de la escuela, gracias a mi familia no fue mi caso. 

Realmente el destino quiso que seas modelo. Contános cómo te iniciaste.
Mi carrera de modelo empezó por una causalidad de la vida, y no digo casualidad porque no creo en eso, todo sucede porque tiene que pasar de alguna manera. Cuando tenía 16 años, estaba de vacaciones en Punta del Este con mi familia, donde Pancho Dotto hacia temporada. Yo tengo familia en Uruguay y siempre me decían que tenía que ser modelo, lo que nunca había considerado porque lo veía como algo muy lejano. Un día íbamos de paseo a una playa de la zona y ahí colgaba un cartel gigante de Dotto, paramos a sacarnos una foto con mi familia, y a mi hermana mayor se le ocurre tocar timbre, fue algo muy extraño, ya
que son propiedades privadas y no suelen atender al público. De repente, contestaron la puerta y mi hermana Gabriela, les dijo que traía una nena para ser modelo, nos dijeron que pronto nos atenderían, y a los pocos minutos se acercó una asistente, me miró de arriba abajo, como inspeccionándome, supongo que era para ver si valía la pena abrir la puerta o no. Y así sin más, me dijo que esperara que Pancho Dotto vendría a verme. Fue todo muy rápido y surrealista. Recuerdo que no estaba preparada para tener una entrevista, estaba de malla, short, y ojotas, todo un look de lo más playero pero charlé con él por más de tres horas, me dio muchos consejos, me hizo caminar, me tomaron las medidas y me invitó a participar en el gran desfile de Dotto Models donde estaban todas las tops del momento, como Pampita, Valeria Mazza, que se hacía al otro día, pero no me animé. Le dije que tenía miedo y me entendió. Ya de vuelta de las vacaciones, y acabada la temporada de verano, en el mes de marzo fuimos con mis padres a Buenos Aires y firmé contrato con ellos, y de esa forma empezó todo.


¿Por qué te cambiaste de agencia?
Dotto Models fue mi primera agencia, después de toda esa locura, iba y venía para hacer castings y una vez finalizado el secundario ya me mudé definitivamente a Buenos Aires. Luego de un año lleno de desfiles, temporadas y campañas, consideré que había cumplido mi ciclo, y ví abierta otras puertas y me lancé. Trabajé dos años en Muse Management aprendí mucho, pero hoy en día no pertenezco más a ese staff. En la actualidad, trabajo con Leandro Rud Models. 

¿Qué tiene de distinto trabajar con Leandro?
Considero que uno va cumpliendo ciclos y hay que aprovechar cuando se dan las oportunidades, Leandro se me acerco en un desfile, y me pidió que viniera a su agencia. Hoy en día, me encuentro en mi mejor momento laboral, tengo muchísimo trabajo y proyectos nuevos. Quizás también porque soy más grande y sé como manejarme en el ambiente. Creo que la agencia de Leandro no tiene nada de diferente a las demás, pero a su vez, es distinta. No puedo compararlos, pero estoy súper feliz de pertenecer a mi agencia, me siento cuidada, valorada y son muy correctos en todo. 

Contános cómo son los castings y trabajos a los que asistís. 
Los castings son parte del modelaje, es la forma en la que las modelos accedemos a los trabajos, aunque también te pueden preseleccionar mediante el book de fotos o directamente contactando con la agencia. La regla número uno para asistir a un casting es siempre llevar vestido negro, bikini, y zapatos de taco alto, tener una actitud positiva y buena predisposición hacia el cliente, ya que a ellos siempre le gusta trabajar con gente sencilla y simple. 

¿Cómo es un día en tu vida?
Cada día es distinto. Entreno, voy de un lado para el otro, hago producciones, desfiles, castings, voy de la facultad a la radio, y de ahí a algún evento. Y si el día está tranquilo me quedo a estudiar y después salgo a patinar al rosedal. 

¿Cuáles han sido tus campañas publicitarias más importantes?
Mi primer campaña fue VOV Jeans en 2011, y a partir de ahí comencé a trabajar para varias marcas, que quizás no sean tan comerciales, pero me han servido para aprender como campañas para Scoia, Amarona, Mery Garcia Makeup, Bella Roma, Joki Bettin, y hace poco firmé contrato con Selu, una marca de ropa interior para hacer su nueva campaña. También he trabajado para marcas importantes como Onestep, Little Stone, New Station (cadena de peluquerías), Shenshina, Candela Thompson y fui parte, reiteradas veces, de editoriales para revistas como Para ti, TKM, Tu, La fuga, Caras, Gente, 7días, entre otras.





Contános sobre los desfiles, tus experiencias con las grandes modelos, la relación con los diseñadores, etc.
Recuerdo que mi primer desfile como profesional fue en Punta del Este, cuando trabajaba para Dotto Models en 2011. Pilas de veces he salido a la pasarela con zapatos chicos o vestidos tallas más grandes, pero hay que lucirlos como si todo te quedara perfecto. Tanto en Dotto como en Muse, o en Leandro Rud Models nos codeamos todo el tiempo con las modelos más famosas. La verdad es que nunca me lo tomé como algo llamativo, no te puedo decir que tengo trato con todas ellas porque no es así, pero cuando te las cruzas el saludo es cordial y súper natural. Tampoco soy de las cholulas, admiro sus carreras y todo lo que han hecho, pero también considero que si estoy desfilando a la par, será porque me lo merezco y porque trabajo cada día para eso. No le doy importancia al hecho de estar rodeada de gente muy famosa, considero que no son ni más ni menos que yo, aunque el nivel de exposición que tienen las llevan a ser conocidas, y modelos como nosotras con menos exposición tenemos vidas más tranquilas. 

¿Cuáles han sido los desfiles más importantes en los que has participado?
Creo que son todos importantes, amo lo que hago, y le doy a cada desfile la seriedad que se merece. Formé parte del BAF -Buenos Aires Fashion Week-, del Buenos Aires Alta Moda, Designers Moda Look en reiteradas temporadas; viajé por el país con “Argentina está de Moda”, desfilando para todos los diseñadores de alta costura, como Laurencio Adott, Claudio Cosano, Natalia Antolin, Susana Ortiz, Vero de la Canal, Carlos Di Domenico, entre otros. Realicé el Nextel en México, lo cual me pareció un desfile increíble, ya que siempre llevan a una modelo top de Victoria Secret´s y tuve el honor de compartir pasarela con Erin Heatherton (novia del famoso actor Leonardo Di Caprio). En la actualidad, sigo viajando por todo el país con los desfiles “Argentina corre”, son eventos transmitidos por C5N. Es un honor poder recorrer nuestro territorio, desfilando y haciendo lo que me gusta. 

El modelaje te ha brindado la posibilidad de viajar por el país y en el exterior, pero hubo un viaje en participar a Moscú, ¿cómo fue tu experiencia en Moscú?


Fui a Moscú para realizar una editorial llamada Beauty Top, que es una revista muy conocida de allá, hice fotos de tendencias de maquillajes para el verano. La experiencia fue increíble, porque conocer otro país, y justo Rusia es una cosa que jamás pensé que pudiera suceder. Viajé con tres chicas más de Brasil, Paraguay, y  Uruguay. Estuve muy poquito tiempo por fui a trabajar y volví. La agencia que nos contrató de allá, nos trató muy bien y todo lo prometido fue cumplido. Además viajé a Alemania, México, Chile, Ecuador, entre otros países. El problema es que no tengo mucho tiempo para viajar y los desplazamientos son cortos, ya que estoy estudiando y trato de hacer las dos cosas. Por ese motivo nunca pude viajar más de dos semanas. Si bien tengo muchas oportunidades en el exterior, no es algo que me interese, en estos momentos de mi vida. 

¿Qué estás estudiando?
Estoy haciendo la Licenciatura de Psicopedagogía, no tiene nada que ver con el ambiente pero me encanta, me desenchufa, y me gusta estudiarla. Aunque se me hace muy difícil, trato de hacer al menos tres materias por cuatrimestre. El pedido de mis papas, fue “vos estudia”. Sé que la carrera de modelo tiene fecha de vencimiento, y no es algo que quisiera hacer toda mi vida. El día de mañana, me gustaría ser una psicopedagoga y ocuparme de los niños, y de problemas actuales en el campo de la educación. También tengo en claro que si hay un momento para trabajar de modelo, es hoy, entonces trato de hacer las dos cosas sin descuidar ninguna. Este cuatrimestre coincidió, con muchísimo trabajo y viajes, por lo que tuve que dejar de cursar, así que estoy haciendo las materias libres, es un gran esfuerzo extra, pero si uno quiere puede, solo hay que tener voluntad.

¿Qué es lo más difícil del trabajo como modelo?
Es un ambiente lindo y complicado a la vez. Lindo porque tiene ventajas que otros trabajos no tienen, como la oportunidad de viajar, entre millones de otras cosas. Tenés tiempos diferentes a los demás trabajos habituales. Y es complicado, ya que hay muchísimas modelos y la competencia es fuerte, lo cual también tiene su lado positivo, porque hace que te esfuerces más y valores cada trabajo. Siempre está la que llega por el camino más corto y gana ventaja, no juzgo a nadie, pero tampoco es algo que elegiría. Prefiero remarla y hacer cosas pequeñas por mérito propio. No me gustaría ser la “novia de…”, creo que también hay que saber manejarse para poder sobrevivir en este mundo. Me ha tocado pasar por la situación de que quisieran hacerme bajar de peso, para poder trabajar. Ser modelo, incluye que todo el tiempo te estén controlando tus medidas, el peso, que te digan que si no bajas tantos centímetros de cintura no haces tal campaña, etc. Por suerte, no es algo que me afecte emocionalmente, pero me ha pasado. Son momentos en los que te dan ganas de tirar todo, pero después te das cuenta que es un condimiento más de la moda. Cuidar nuestro cuerpo es parte del trabajo, siempre y cuando sea de una manera sana y natural. Y después lidiar con compañeras también es difícil; mi estrategia por así decirlo, es llevarme bien con todas pero con ninguna. Tengo muy pocas amigas en el medio y ese es el secreto. Me llevo muy bien con las chicas del interior que son como yo y compartimos la misma onda. 

Hablás del cuidado del cuerpo, ¿cuál es tu forma de hacerlo?
Me cuido con las frituras, no como carne roja; no soy vegetariana, pero amo las verduras. No sigo una dieta estricta, y amo el helado. Creo que uno puede comer mucho y sano. La clave está en la calidad de los alimentos, no como comida chatarra, y todo lo combato con actividad física; siempre trato de entrenar, y en la actualidad voy al gimnasio, hago distintas sesiones con un entrenador personal y me gusta ir a nadar. Cuido mi pelo, no suelo tomar sol, uso autobronceantes e hidrato mi piel con cremas. 

¿Cuáles son tus planes a futuro?
Trato de no planear demasiado. Vivo el día a día, que es lo que hoy tengo. Y disfruto de cada cosa que me sale a pleno. Pero podría decir que tengo algún plan, y es irme a vivir a Europa con mi novio el próximo año. El juega al golf y los dos vamos a buscar nuestras carreras allá. Continuar mi carrera de modelo, junto a la persona que quiero, sería un sueño. Tengo puertas abiertas fuera y muchas ganas de aprovecharlas. Todo en la vida para mí es un desafío y una experiencia. 





¿Qué consejo le darías a las jóvenes que desean probar suerte como modelo?
Principalmente, que modelo se nace. Es decir no hay un "curso de modelaje" que te convierta en tal. Cualquiera puede mirar un vídeo, ponerse tacos y practicar si tiene las cualidades. Considerar que cada uno tiene un angel y que no se debe comparar con otra, hay distintos perfiles. Les aconsejo que se lancen, confíen, y que dejen los pies sobre la tierra. No hay que dejarse abrumar por el ambiente, lo importantes mantener la esencia de cada una. Además es importante estudiar una carrera porque te alimenta el cerebro, y es una segunda opción en la vida laboral. Me gustaría agradecer el apoyo de mi familia: mis padres Suni y Julio, mis hermanos Gabriela y Julio Cesar, mis cuñados Verónica y Juan Manuel y a mis fans número uno como mis sobrinas, Anita y Liz lis.


















eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.