“En Inglaterra me encontré a mí mismo”



Historia de orilla a orilla

Luciano Pinter



Luciano pertenece a una familia amante del vóley, su padre ha sido entrenador y sus dos hermanos, Nicolás y Rocío, jugadores como él, vivieron toda su adolescencia en las canchas del Club Atlético Estudiantes de Paraná. Este deporte lo llevó a España y luego a Inglaterra, donde ya lleva más de 10 años.

Luciano Pinter, “Lucho” como lo llaman sus amigos, es ingeniero en sistemas, trabaja para una empresa inglesa y junto a su mujer, Elaine, ha decido formar su futuro en la ciudad de Epson (Surrey), Inglaterra, país que hoy considera su hogar.

En 2002, dejaste Paraná por primera vez para vivir en España junto a tu hermana.
Mi hermana pequeña, Rocío, tuvo la oportunidad de ser contratada para jugar al vóley en un equipo de la isla Gran Canaria. Ambos teníamos pasaporte comunitario por tener abuelos italianos y como ella sólo tenía 17 años, mi padre le pidió al club contratante que alguien de la familia la acompañara. Me pareció una excelente oportunidad, así que me buscaron trabajo y un club donde jugar al vóley. Aunque luego de tres meses ella se volvió a Argentina porque no se adaptaba a la vida en el extranjero, yo decidí quedarme y jugar en la primera división para el equipo Compaktuna. Pasaron algunos meses y tanto ella como mi otro hermano, Nicolás, volvieron a la isla y vivimos juntos, los tres, durante un año más.

¿Cómo llegaste a Inglaterra?
Un amigo estaba viviendo en Londres y me invitó a vivir con él y así empezar una nueva aventura en la capital inglesa. No fue una decisión sencilla, lo pensé durante unos meses y luego me tomé el avión. Mis hermanos volvieron a Argentina y yo me fui a Londres.

¿De qué trabajaste?
Cuando llegué a la ciudad de Reading, en Berkshire, empecé a trabajar en una fábrica de vino empaquetando botellas, luego fui au pair, que es una persona, casi siempre un estudiante, que es acogida temporalmente por una familia a cambio de un trabajo auxiliar, como cuidar niños, ser jardinero, o profesor de la lengua nativa. Los au pair suelen convivir con la familia anfitriona y pasan a ser un miembro más de ella, además de recibir un pequeño sueldo por su trabajo. Es ideal porque te otorgan alojamiento y comida gratuita y un dinero para los gastos personales. Eso lo realicé en simultáneo a mis estudios en la facultad. 


Luciano junto a sus hermanos Nicolás y Rocío
¿Cómo llevaste adelante tus estudios?
Me gradué de ingeniero en 2009. Hice un año y medio en la Universidad Tecnológica de Santa Fe, pero luego terminé mis estudios en Thames Valley University, que ahora se llama West London University. En total me llevó 4 años. Por suerte me convalidaron las asignaturas que había hecho en Argentina y, como tenía el pasaporte europeo, no hubo mayores inconvenientes en el traspaso de los expedientes académicos.

¿Cuál fue tu primer trabajo luego de recibirte?
Cuando terminé la carrera comencé a trabajar en la compañía Staffcare Ltd. para la cual hoy sigo trabajando. En los casi seis años que llevo en la empresa logré llegar al puesto que siempre había querido, programador. En resumidas palabras, la compañía se dedica a desarrollar una plataforma online para que otras empresas puedan mostrar en forma gráfica el salario de los empleados y los beneficios que se les ofrecen. También continúo con mi gran pasión, el vóley, que es un trabajo semiprofesional.

Junto a su padre

Aunque lo tomás como un trabajo semiprofesional, estás dejando tu marca personal en el vóley inglés. ¿Cómo empezó tu experiencia deportiva en Inglaterra?
Del 2004 al 2008 jugué para el equipo Polonia en la liga nacional, llamada Primera Liga y ahora Súper 8. Luego me cambié al Malory Eagles, con el que conseguimos la doble corona en 2010, ganamos la Liga y la Copa. También disputé el All Nations, un torneo en el cual cada jugador representa al país de origen o del cual tiene la doble nacionalidad, en mi caso, al no haber equipo argentino, jugué para Italia. En 2008 salimos segundos pero luego, en las ediciones de 2009, 2010 y 2011, salimos campeones. Es el mejor torneo del país y el nivel es altísimo. Además este año se jugó por primera vez el All Star Super 8S (Juego de las Estrellas) y mi nombre figuró junto al resto de jugadores profesionales nominados para formar los equipos masculinos y femeninos que compitieron. Los fanáticos eligieron a los siete jugadores que conformaron el equipo de las estrellas titular y el resto fueron elegidos por los entrenadores de la liga nacional. El evento se llevó acabo el 17 de mayo, y aunque al final no formé parte de las estrellas, fue un honor que mi nombre estuviera entre los candidatos.  

Llevás muchos años en Inglaterra, ¿cómo son los ingleses?
¡Uf!, es una pregunta difícil. Londres, por ejemplo, es una ciudad con tantas personas de distintas nacionalidades que muchas veces no sabés si son inglesas o extranjeras. Pero, en general, los ingleses que he conocido han sido fantásticos y muy buenas personas. El inglés es muy cortés, habla del clima para romper el hielo, le gusta debatir sobre política y son amantes de la Familia Real. Me encanta que llegue el domingo para comer roast dinner, mi plato favorito, lleva papas al horno, zanahorias, carne, pollo o cordero, todo depende del fin de semana. Me he hecho aficionado del Chelsea, acá el fútbol es el deporte por excelencia, todo el mundo habla de ello y mira los partidos en la tele.

En el día de su boda

El 18 de mayo de 2013 te casaste con una británica, ¿cómo se conocieron?
Nos conocimos, como no podía ser de otra manera, jugando al vóley. Estuvimos dos años de novios y nos casamos en Wandsworth. La propuesta fue en Navidad, nos despertamos y cuando se dio vuelta para darme los buenos días, la sorprendí con el anillo; lo primero que hizo fue agarrarlo antes de contestarme… (risas). También, como todo caballero, hablé con sus padres y les pedí su mano, lo cual les generó confianza, tranquilidad y felicidad. Por suerte, mi familia pudo viajar para la ceremonia, vinieron mi mamá, mi papá, mis hermanos, tíos y tías, hasta algunos amigos.

En Inglaterra, con su familia en su boda

¿Cuáles son los más y menos de Londres?
Sin duda, me gustaría que tuviera veranos más largos y más calurosos. Me encanta poder caminar por sus calles y siempre encontrar cosas distintas, algún evento, exposición, cambios que se producen en el paisaje. Entre las cosas que más extraño están el poder visitar a mi familia o comer un asado con mis amigos, son los pequeños sacrificios que tengo que hacer.

Has formado tu familia en Londres, ¿hay alguna posibilidad de que vuelvas a Paraná?
Únicamente de visita. En Inglaterra me encontré a mí mismo, trabajo de lo que me gusta, mi esposa es británica y soy muy feliz. Londres me permitió conocerme, desarrollarme y vivir la vida que quiero.





Top 10 de visitas gratis en Londres

Londres es una de las capitales más visitadas del mundo, recibe millones de turistas al año y recorrerla puede costar mucho dinero. Pero si se sabe a dónde ir, ¡visitarla puede ser gratis!


1) Visitar los museos gratuitos
Una de las ventajas de Londres es que la mayoría de sus museos son gratuitos, incluso el Museo Británico en el que se pueden contemplar joyas como la Piedra Rosetta o las esculturas del Partenón. Otros museos gratuitos son The National Gallery (hogar de Los girasoles, de Van Gogh), el Museo de Londres y el Tate Modern.  



2) Presenciar el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham
El Palacio de Buckingham es la residencia oficial de la reina Isabel II de Inglaterra. El cambio de guardia es una ceremonia tradicional que tiene lugar fuera de las vallas del palacio, durante el verano cada día a las 11 de la mañana y, el resto del año, en días alternos.


3) Recorrer la Abadía de Westminster
Es un precioso edificio que tiene un vínculo con la Familia Real desde hace siglos. El más reciente fue la boda del Príncipe Guillermo y Kate Middleton. Su iglesia alberga el Trono de Coronación, y dentro de la abadía se puede encontrar el Rincón de los Poetas y la Tumba al Soldado Desconocido. Si bien se cobran tarifas de admisión, cuando está en funcionamiento para la misa, entrar es gratuito.  


4) Ser público en un programa de la BBC
Asistir a la grabación de un programa de televisión en Londres es un gran plan para la noche. Hay empresas que ofrecen entradas gratuitas para, sólo hay que entrar a la página web de la BBC y seleccionar el programa al que se desea asistir.




5) Recorrer los famosos mercados
Una de las actividades favoritas de los londinenses es pasear por sus distintos mercados como el Mercado de Portobello (antigüedades) en Notting Hill, Borough Market (productos frescos), el Mercado de Camden (puestos de artesanía, comida, ropa y muchas cosas más). Cada uno tiene su día y horario en particular de funcionamiento.


6) Pasear por los Parques Reales 
Hyde Park es el parque más grande y famoso de Londres, en invierno se celebra el Winter Wonderland, un mercado navideño. También contiene el original Speaker’s Corner (rincón del orador), donde las personas pueden ir a hablar, debatir o discutir sobre cualquier tema. También se puede hacer un picnic en Kensington Gardens, en una de las llanuras de césped del parque donde se encuentra el Palacio de Kensington. Por último, está St. Jame’s Park, entre el Palacio de Buckinham y el Palacio de Westminster, es el hogar de muchas aves acuáticas, como pelícanos.


7) Disfrutar del arte y la cultura en Somerset House
Somerset House es un gran centro cultural que ofrece muchas exposiciones y exhibiciones gratuitas. Merece la pena visitarlo sólo por el edificio en sí. Cuenta con un gran patio donde, en verano, se puede disfrutar de las fuentes danzantes. Durante el invierno, el patio alberga una pista de patinaje sobre hielo. Dispone de un tour gratuito por el interior que incluye majestuosas escaleras y preciosas vistas al río Támesis.


8) Entretenerse en The Scoop
Es un anfiteatro moderno al aire libre en donde se representan desde obras de teatro, música en directo y hasta proyecciones de películas. Tiene espacio para 800 personas, por lo que suele ser muy fácil conseguir asiento. 




9) Visitar el Parlamento Británico
Es uno de los lugares turísticos más famosos de Londres, también llamado Palacio de Westminster o Houses of Parliament. Incluye la Elizabeth Tower, más conocida como el Big Ben. El edificio gótico es un gran ejemplo de verdadera arquitectura y ha sido parte del Patrimonio Histórico Mundial de la UNESCO desde 1987. Si bien hay muchas visitas con guía turística pagas, también hay otra forma de entrar al palacio gratis, cuando la Cámara de los Comunes está celebrando sesión. Se puede pedir subir a la galería pública para ver el debate y así se podrá observar gran parte del interior del Palacio de Westminster.


10) Fotografiarse en las típicas postales londinenses
Hay instantáneas que representan la visita en Londres. Sin duda, las que no pueden faltar en el álbum son: en
Picadilly Circus junto a los típicos letreros luminosos de fondo; cruzando la famosa Abbey Road como un beatle más; junto al símbolo más universal, el Big Ben; subiendo la escalera mecánica más larga de Europa (60 metros) en la estación de metro del Ángel; frente a la librería de la película Notting Hill; dentro de las famosas cabinas rojas de teléfono público, etc.











eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.