Virgina Kuroski: De Modelo a Empresaria

Historias de orilla a orilla


Después de trabajar como modelo y formar parte de una de las agencias más importantes del país, Dotto Models, la paranaense creó su propia empresa de accesorios, Virginia Kuroski.

Luego de una carrera prometedora en el mundo del modelaje durante seis años, y ser parte del staff de una de las agencias más codiciadas del país, Dotto Models, la paranaense Virginia Kuroski decidió poner fin al sueño que anhelan miles de chicas: una vida de fama y pasarelas, campañas publicitarias y desfiles por todo el territorio nacional, todo para perseguir un objetivo mucho mayor, crear su propia empresa de accesorios denominada Virginia Kuroski (VK). 


Hoy, su marca es la elegida por famosas modelos como Cecilia Bonelli, Zaira Nara y Julieta Prandi, y actrices de la talla de Micaela Vázquez, Calu Rivero y Candela Vetrano, entre muchísimas otras, con ventas en toda la Argentina y en el exterior. Se trata de una empresa joven que lleva en el mercado sólo tres años, pero que tiene un objetivo muy claro: conquistar a las mujeres y seguir expandiéndose.  

¿Qué productos ofrece VK accesorios?
Tenemos una extensa línea de collares, pulseras, vinchas, tobilleras, prendas multifunción, y nuestros famosos pendientes. Todo es diseñado y hecho por mí, aunque tengo colaboradores que me ayudan en la producción. En nuestras colecciones predominan las piedras de todo tipo y color, las gamuzas y cintas de distintos materiales. Intervenimos muchos materiales diversos para que tengan el toque personal de la marca.

¿Cómo es la mujer que lleva accesorios VK?
Diseñamos una amplia gama de productos para poder cubrir las necesidades de varias generaciones en diferentes ocasiones. VK es para adolescentes, madres y abuelas auténticas, quienes arman su propio estilo y utilizan nuestros accesorios como una herramienta para sentirse mejor con su look.

Virginia y Pancho Dotto 
Tu primera producción de los famosos aros de plumas y piedras debutó en público en el espectacular desfile de Pancho Dotto en José Ignacio (Uruguay), en el  verano 2010/2011. ¿Qué sentiste al ver tu trabajo en las modelos más conocidas del país? 
El desfile tenía como tema el carnaval. Fue una gran satisfacción porque había luchado mucho para estar ahí y una vez que aprobaron mi propuesta, siguieron horas y horas de interminable trabajo para poder llegar a tiempo con la colección y también para poder cubrir con las ventas que sucederían luego. Principalmente, estoy muy agradecida a Pancho, quien confió en mí desde el primer momento.

Luego, al pasar el tiempo, pudimos ver los accesorios VK en producciones y campañas publicitarias para Para Ti, Gente, Tendencia, en presentadores de la cadena Fox Sport y en distintas celebridades. ¿Cómo manejaste el boom de la marca en tan poco tiempo?
Lo más difícil fue encontrar gente que quisiera trabajar con el mismo entusiasmo con que lo hago yo. No hubo secretos, la fórmula para poder manejar ese boom fue trabajar y esforzarse más. De todas maneras, siempre quedan cosas por aprender y el desafío ahora no está en crear el boom sino en mantener la marca.


La última campaña de verano fue con la modelo top de Pancho Dotto, Pía Marcollese. ¿Crees que haber sido modelo para su agencia te ayudó a impulsar tu marca?
Definitivamente, el hecho de haber sido modelo y tener amistades en el rubro ayudó para que hoy la marca tenga posicionamiento. Además del éxito que tuvieron los productos desde un primer momento, mi buena relación con colegas y personas del ambiente siguió intacta luego de mi retiro de las pasarelas, y eso hizo todo más accesible. A Pancho lo conozco desde que tenía 14 años, cuando realizó el scouting en Paraná. Desde ese momento, nuestra relación fue creciendo, me enseñó muchas cosas, sobre todo referidas al trabajo, como ser perseverante para alcanzar un objetivo. Me transmitió sus incansables ganas de trabajar y aprendí de su esfuerzo constante. Es una gran persona, es muy generoso y apasionado por lo que hace y eso lo transmite, sólo hay que saber aprender.

Virginia en el aniversario de VK junto a los modelos
Manuel Bustingorry el actor y modelo Leo Lugon
 
¿Cómo ves la moda actual?
Desde los comienzos de Virginia Kuroski, sostenemos que somos una marca que va más allá de la moda. Y este concepto es porque nos dedicamos a satisfacer las necesidades del día a día de las mujeres que quieren sentirse lindas todo el tiempo, sin responder a una moda específica. Para mí siempre está de moda lo que nos hace sentir bien y lo que es adecuado para cada tipo de cuerpo; por ese motivo innovamos constantemente, escuchando lo que piden las clientas y sin diferenciar según temporadas. La moda me apasiona, me gusta que se marquen tendencias, siempre y cuando nuestra prioridad sea no ridiculizarnos por "seguir" un patrón. La magia está en mantener el propio estilo y adaptarlo a la moda actual, y no al revés. 

¿Cuánto se tarda en llevar una colección a la realidad?
Tenemos un estilo de trabajo constante, creamos nuevos diseños todo el tiempo, hacemos las campañas publicitarias para marcar cada temporada, aunque muchos de nuestros productos son atemporales. Todos los meses producimos nuevos diseños y mantenemos los clásicos que siempre son demandados, sin importar la época del año en que nos encontremos.

Final de Flor de la Banda con accesorios VK en BA Moda 
Además del trabajo con la marca, ¿estás estudiando?
Sí, tenía dos posibles carreras en relación al diseño: Diseño de Indumentaria o Ingeniería Textil. Aunque ambas suenan muy familiares no tienen similitud alguna entre sí. Me llamó la atención ingeniería porque se estudian los procesos industriales y de producción de los diferentes tejidos y fibras, sus composiciones químicas, los procesos de acabado, entre otras cosas. Desde el momento en que me enteré sobre esta carrera, supe que éramos la combinación perfecta.

¿Cómo compaginás el estudio y la dirección de la empresa?
Sacar una empresa adelante requiere de todo mi tiempo y atención, por lo que al estudio lo llevo un poco más lento y a mi ritmo, lo bueno es que la Universidad Tecnológica Nacional, donde asisto, tiene un sistema de cursado nocturno  y eso me ayuda a no quedarme atrás. 

Virginia como modelo del Staff de Dotto Models
Cuando retrocedés la mirada y te acordás de aquel 4 de noviembre de 2010, que cumplías 22 años y lanzabas tu primera colección, ¿qué sentís al ver todo lo que has crecido profesionalmente? 
No suelo detenerme y mirar hacia atrás, pero cuando lo hago, me da alegría ver la cantidad de cosas que pasaron en tan poco tiempo y la cantidad de personas maravillosas que conocí durante el camino; también aquellas otras situaciones que no han sido tan positivas pero que también sirven para aprender. La experiencia ha sido la mejor maestra. Quedan muchos desafíos por delante y mucho más que aprender.

¿Cuál es el siguiente paso para la empresa en este año?
Estamos creando nuevas líneas de productos y la intención es seguir expandiéndonos y llegar a más ciudades en el interior y en el exterior del país. Hasta el momento estamos presentes en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, también en La Plata, Bahía Blanca, Mendoza, Luján de Cuyo (Mendoza), Corrientes, San Luis, San Martín de los Andes y Junín de los Andes (Neuquén), Rosario (Santa Fe), Córdoba, Río Cuarto y Marcos Juárez (Córdoba). También vendemos a Chile, Uruguay y Perú, y tenemos planeado crecer en dichos países.






VK en la moda en porteña

En 2011, Virginia Kuroski accesorios fue elegida para participar por primera vez de uno de los eventos más importantes de la moda nacional, Puro Diseño 2011 (en el que también participó en los dos años siguientes). A partir de allí, la convocaron para el BAFWEEK en sus ediciones 2012 y 2013 y para el Buenos Aires Moda 2012 y 2013, presentando sus creaciones junto a los grandes la industria argentina. “Estos eventos marcan la diferencia en exposición para cualquier marca, pueden abrirte muchas puertas tanto a potenciales clientes como a medios de prensa”, cuenta Virginia.

 Stand VK en Puro Diseño con la
visita de Carina Jelinek
BAFWEEK  es la abreviación de Buenos Aires Fashion Week, evento que se celebra dos veces al año para presentar las tendencias de primavera/verano y otoño/invierno. Es el evento argentino más importante a lo que moda se refiere, y en él conviven desde diseñadores consagrados hasta aquellos que buscan abrirse paso en el mundo de la moda. Además, cada año, a través de la  competencia “El Semillero”, los estudiantes de diseño de la Universidad de Buenos Aires tienen la oportunidad de presentar sus colecciones, y el ganador obtiene el apoyo económico necesario para llevarla a la realidad. 

Puro Diseño  lleva 14 ediciones siendo uno de los eventos más concurridos del territorio nacional. Los diseñadores nacionales y extranjeros que participan son elegidos por un comité integrado por respetados profesionales del diseño textil, industrial, escenográfico, etc. Cuentan con más de 350 diseñadores en distintos rubros que exponen sus creaciones en un espacio de 12 mil metros cuadrados. Sin duda, es la plataforma de posicionamiento para los nuevos talentos del diseño ya que logran un crecimiento profesional, gran difusión y comercialización de sus creaciones.

Buenos Aires Moda es la única exposición dedicada a la difusión y venta mayorista de artículos de moda, reúne en un mismo espacio a los empresarios y sus compradores. Cada temporada, las principales marcas de indumentaria y accesorios de este segmento presentan sus colecciones ante compradores profesionales, la prensa especializada y visitantes de todo el país y del mundo.



eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.