Junior Cequeira: Poderoso el chiquitin

Revista Entre Ríos Básquet

YO PASÉ POR ENTRE RÍOS



Luis ´Junior´ Cequeira, pasó por Paraná durante dos temporadas vistiendo la camiseta de Sionista. El base chaqueño de 28 años recuerda su paso por nuestra provincia, su experiencia en el Mundial en Turquía 2010 y la actualidad en Boca Juniors en la presente Liga Nacional.



¿Cómo surge el apodo de Junior?
El apodo deviene de un americano que jugaba en Pergamino con mi papá, que se llama igual que yo. Un día llegó y comenzó a llamarme Junior, tenía un año y desde entonces me dicen de esa manera.



Boca Juniors, el Club de sus éxitos

Volvés a Boca, luego de haber jugado 3 temporadas (2005-2008) y haber ganado, la Liga Nacional, la Copa Argentina y el Campeonato Sudamericano de Clubes Campeones ¿Cómo se siente volver al club que te hizo un campeón?
Es algo lindo volver a jugar para un club con el que obtuve títulos tan importantes. Jugar acá de nuevo tiene un sabor especial.
 



Lograron el pase a los finales de la Copa Sudamericana, pero en no tuvieron un buen resultado en Uruguay ¿Qué pasó?
No poder lograr el objetivo de ganar la Sudamericana fue un golpe para el equipo. Llegamos a Uruguay con bajas y un desgaste importante. No jugamos bien y eso hizo que la ilusión de ganar un torneo internacional quedara en nada. Ahora tenemos la mente enfocada en la liga.

Comenzaron la segunda fase,  pero no clasificaron para el Super 8 ¿Cómo ves al equipo?
Tenemos un plantel que se armó para conseguir logros importantes y estar en lo más alto. La Liga es muy pareja, y nosotros tenemos que encontrar la regularidad como grupo y crear la identidad que nos haga llegar de la mejor manera a los play off.

Tu paso por Paraná

En la temporada 2009-2010, defendiste los colores de Sionista en una excelente temporada, quedando eliminados de la final solo por un partido.
Mi paso por la ciudad y el club fue muy lindo, durante mi primer año hicimos un gran torneo, llegando a los cuadrangulares finales de la Copa Argentina, de la Liga Sudamericana y a un paso de la final de la Liga Nacional. En lo grupal se cumplieron los objetivos y en lo individual fue un gran año que hizo que volviera a la selección mayor.

Te fuiste y volviste tras una temporada en Obras Sanitarias, había grandes expectativas pero no se dieron los resultados ¿Qué pasó?
La temporada pasada había un gran plantel en Sionista, pero tuvimos la mala suerte de padecer muchas lesiones durante todo el campeonato, tanto en lo grupal como en lo individual. En mi caso, tuve una lesión en la mano durante mi paso por la selección, esto hizo que me perdiera parte importante de la temporada y al volver, tuve lesiones musculares, si bien llegué a los play off, quedamos eliminados pronto.

¿Tenías un año más de contrato?
Había fichado por dos temporadas más, estaba cómodo en la institución y en la ciudad, y deseaba buscar la revancha de la temporada anterior, pero las lesiones volvieron y una vez finalizada la liga le comunicaron a mi agente que no se iba a respetar el segundo año de contrato y fue así que salí al mercado y fiché para Boca.


¿Qué te gustó de la ciudad?
Su tranquilidad. Además Paraná me brindó cosas importantes, en lo personal, como la llegada de mi primer hijo Mateo. Es una etapa hermosa y única, que estoy disfrutando. Es una hermosa responsabilidad la de ser padre, cuesta mucho tener que viajar, sobre todo cuando estábamos jugando la Sudamericana, se extraña mucho, pero es parte de la profesión.

¿Te imaginas a Mateo como jugador profesional?
Seria lindo que se dedicara al básquet, pero más lindo seria que lo que elija lo haga feliz.


Mundial de Turquía

Suena el teléfono y te convocan, por la baja de Cantero, a formar parte del seleccionador que iría a disputar el mundial en Turquía. ¿Te costó sumarte a la selección a último momento?
Fue una adaptación rápida, el tener relación de amistad con algunos integrantes me facilitó integrarme al plantel. Además el grupo me lo hizo fácil. Compartía habitación con Román González a quien ya conocía de haber compartido otros torneos con la selección.


¿Qué significó ser suplente de Pablo Prigrioni?
Fue un placer, disfrutaba de darle minutos de descanso, y sabía que si hacia bien mi trabajo, él podría llegar fresco a los cierres de cada juego.  

¿Qué cosa te llamó más la atención?
Sin duda el profesionalismo de todos a la hora de trabajar, pero en especial Luis Scola, hacía horas extra de entrenamiento.



¿Es verdad que contra Alemania Scola te encomendó la misión de molestar a los alemanes aprovechando tu 'baja' altura? ¿Qué te dijo exactamente?
Me agarró y me dijo que sea insoportable, y que los bases no pasen de mitad de cancha.



¿Fue duro no lograr podio?
No obtener medalla fue un golpe para el grupo, pero una vez que quedamos fuera en cuartos de final contra Lituania, nos propusimos como equipo luchar por lo más alto que podíamos conseguir. Y así conseguimos el quinto puesto ganándole a España, y rompiendo la mala racha de 17 años sin poder vencerlos.

¿Qué sentías al ser parte de un campeonato donde van los mejores del mundo?
El jugar con grandes estrellas a nivel mundial me hacía disfrutar más del momento, y era un desafío juego tras juego. Pude aprender mucho de cada uno de mis compañeros, trataba de escuchar cada palabra que decían.

¿Soñás con volver a la Selección?
Volver a vestir la camiseta de la celeste y blanca seria hermoso, pero ahora solo pienso en tener una gran Liga con Boca, cumplir los objetivos grupales, y en lo individual poder estar a un gran nivel para ayudar al equipo.



eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.