Brenda Reyes: Una bomba paranaense en Chile


Brenda Reyes, es una joven modelo de 25 años radicada en Chile quien saltó a la fama luego de participar en la Revista Hombres, en una edición especial, elegida como uno de los veinte mejores cuerpos del verano de Punta del Este.



Esta joven paranaense se radicó en Santiago de Chile, luego de hacerse conocida por participar en la edición especial de los veinte mejores cuerpos del verano de la revista Hombres, durante el verano del 2009 en Punta del Este. Desde entonces no ha parado de trabajar, ha sido la cara de la marca de lencería Femme Divine, con la que recorrió todo el país vecino junto al desfile "Femme Divine Fashion Show" y lleva 3 temporadas trabajando en el programa de televisión “Coliseo Romano” para Mega Visión.


¿Por qué elegiste Chile como destino?
Luego de hacer la nota para la revista Hombres, empezaron a surgir distintas propuestas laborales, entre ellas, me ofrecieron viajar dos meses a México o Chile para hacer castings.
Ese era mi sueño de adolescente y me arriesgué. Dejé mi trabajo en Capital Federal, donde vivía, y me la jugué cruzando la cordillera. En principio, era por un par de meses, pero luego encontré el amor y hace 4 años que vivo en Santiago de Chile.

¿Cómo fue la experiencia de posar para la revista Hombres?
En realidad, fue toda una aventura. En ese entonces, era mucho más osada. Era la primera vez que posada casi desnuda. No me arrepiento de las cosas que he hecho con respecto al trabajo, una cosa me ha llevado a otra. Si tuviera la oportunidad, sin duda, lo haría de nuevo. Luego de esa nota, he participado en otras sesiones del mismo estilo (semi desnudos), pero más elegantes, no tan provocativos y sensuales como es el estilo de RH.




¿Trabajas para alguna agencia?

En realidad trabajo de forma independiente, pero estoy en algunas agencias de publicidad y de modelos, sin exclusividad. Cuando llegué a Chile pertenecía a Cosmopolitan, mi booker de Argentina organizó todo, desde el departamento para vivir hasta mi presencia en los castings. Vivía con tres brasileñas, íbamos a los casting juntas, aunque no les entendía nada, porque solo hablaban portugués. Fue una época muy linda, vivir con otras modelos, comer sano, hacer ejercicios, arreglarnos todos los días para las entrevistas, era como un reality de los que solo ves en la tele, y ahora me tocaba experimentarlo en carne propia. Pero luego de varios años trabajando acá, las empresas contactan directamente conmigo o con mi novio, quien es conocido en el medio por haber sido modelo, y ahora dirige una empresa de marketing, lo que me abrió muchas puertas.

¿Cómo es un día tuyo?
Me levanto, desayuno y voy al gimnasio casi todos los días. Me encanta correr y tomar clases de spinning. Estoy estudiando inglés y en cuanto al trabajo de modelo, cada día es distinto. A veces, en el mismo día tengo hasta tres eventos, y corro de un sitio al otro y en otras ocasiones estoy más libre. Por lo general, durante la semana asisto a los castings y los fines de semana, suelo realizar los desfiles, sobre todo en discotecas porque está muy de moda. También hago desfiles en programas de televisión. Y una vez por semana, grabo para un programa para el cual estoy contratada, “Coliseo Romano”, emitido Mega Visión.

¿Cómo ha sido tu experiencia en la televisión?
Trabajar en Coliseo Romano es genial, grabamos una vez a la semana. Es un programa de humor. El estudio está decorado como si estuviéramos en Roma, hay público y es conducido por dos animadores, uno de ellos es Alváro Salas, un conductor de gran prestigio aquí en Chile. Junto con otras 3 chicas, somos modelos de imagen, nos vestimos como gladiadoras, acompañamos a los artistas y participamos en algunas rutinas humorísticas.  
Llevo trabajando con ellos, desde las últimas 3 temporadas. Tuve la oportunidad de trabajar con algunos famosos como Rocío Marengo, muy querida en Chile, quien fue parte del jurado. Pero sin duda, mi mejor experiencia en TV, fue trabajar en teatro en vivo para el canal Chilevisión. Ensayé toda una semana, y pude estar en la obra completa. Compartí escenario con muchos actores chilenos de trayectoria, quienes me ayudaron a mejorar mi actuación.


¿Te gusta vivir en Chile?
Sí, es un país muy lindo, limpio, ordenado en todos los sentidos, es seguro y, a pesar de lo que cree la gente, los chilenos son un encanto.  La rivalidad entre Argentina y Chile es solo un mito, un tema antiguo. Por experiencia personal, puedo decirte que siempre me han tratado de maravilla, con respeto y cariño. Si bien cuando uno está lejos de su hogar extraña los sabores cotidianos, gracias a Dios, acá me han hecho sentir como en casa. Incluso logré que mi novio empezara a tomar mate conmigo.

¿Cómo le dijiste a tu familia que te mudabas a Chile?
Soy la hermana del medio, siempre fui la más independiente y rebelde de la familia. Cuando les dije que me venía a Chile no me creían, pensaban que estaba loca, de hecho mi mamá nunca lo permitió. Por un tiempo estuvimos sin hablarnos. A pesar de que llevaba dos años viviendo en Buenos Aires, seguíamos estando relativamente cerca y nos veíamos seguido. Por suerte, mi papá me dio su apoyo, ambos compartimos la misma visión por esta aventura. Y luego cuando les conté que estaba de novio, viajaron a conocerlo, al ver cómo era mi vida, su familia, los amigos que nos rodeaban y lo bien que me cuidaban, se quedaron tranquilos. Ya no era un simple capricho, sino una oportunidad de crecer y desarrollarme.

¿Y cuál fue su reacción al enterarse que no vas a volver a Paraná?
Eso fue lo más difícil, explicarles que mi intención es quedarme acá y formar una familia junto a mi pareja. Gracias a Dios, lo entendieron, con pena claro, pero la vida es así, los padres deciden a favor de la felicidad de los hijos y eso demuestra la calidad de padres que tengo, maravillosos y admirables. Aunque estemos lejos, mi familia es el pilar fundamental que me sostiene. Hablo todos los días con ellos y trato de viajar a Paraná, por lo menos, tres veces al año.

¿Cuáles son tus planes?


Mi sueño es tener un negocio propio relacionado con la moda, como un centro de estética. En estos momentos, soy la cara de una empresa de estética médica española, que tiene representación en Chile. Me gustaría ser dueña de algo así, ya que el mercado de la belleza está creciendo y las personas, sobre todo las mujeres, quieren verse mejor y existen alternativas para lograrlo, sin tener que someterse a cirugías.
Aunque siempre anhelo volver a Paraná, en Chile encontré mi lugar, tengo estabilidad y soy muy feliz. Quiero formar una familia, casarme -estoy muy cerca-. Viva donde viva, en mi corazón, siempre va a existir el amor por Argentina, eso no cambia. Amo Paraná, y desde lejos la valoro mucho más. Ojalá estuviera un poquito más cerca.

¿Qué lugar de Chile nos recomendarías visitar?
Hay un montón de lugares. Uno de los destinos más turísticos es Viña en febrero, ya que se realiza el famoso festival de música de Viña del Mar, además sus playas son preciosas. Santiago tiene una amplia gastronomía, es el sitio indicado para los amantes del marisco y el pescado de mar. La noche de la capital es increíble. Aquí la gente literalmente sale a bailar, para los amantes de la música, las discotecas son diversión asegurada y hay que probar el Pisco Souer, es un trago exquisito, que lleva limón, pisco y claras de huevo.
Pero en mi opinión, el sur chileno es lo más lindo, lugares como Puerto Montt, tienen un encanto particular. Si bien hace mucho frío todo el año y llueve casi todos los días, la gente es muy especial y amorosa, la comida es súper casera, sus casas parecen cabañas de películas porque están emplazadas dentro de paisajes majestuosos entre montañas y el mar. Estas pequeñas localidades son ideales para disfrutar del aire libre y la naturaleza. 



eloisa patat

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.